3 gastos que dañan tus finanzas y te impiden ahorrar

"Yo pago y al rato nos ponemos de acuerdo" y otras frases que nunca se cumplen
Estos gastos impiden que adquieras el hábito del ahorro | Foto: Pexels

Ahorrar es una de las acciones que mayores beneficios tienen para las finanzas personales. No solo te ayuda a alcanzar metas específicas, sino que te protege ante cualquier emergencia.

Por esta razón, es importante contar con un fondo de ahorro. Cuando armes tu presupuesto mensual, se recomienda siempre destinar un porcentaje de tus ingresos al ahorro.

No obstante, ahorrar no es algo sencillo. A veces el dinero se nos escapa de las manos y no nos quedan recursos para nuestra base de ahorro.

Ahorrar será más fácil si evitas estos gastos | Foto: Pexels

Así que en estas líneas te hablaremos de 3 gastos específicos que debes eliminar, o reducir, si quieres que el ahorro se convierta en un hábito financiero.

  • Comer fuera de casa

Muchas personas recurren a comer fuera de casa por practicidad. Es más fácil llegar de la oficina y comprar alimentos preparados que hacer tu propia comida.

Sin embargo, comprar comida en la calle implica gastar mucho más dinero que cuando preparas tu comida en casa. Además, cuando cocinas por tu cuenta puedes hacer las porciones de varios días; no así al comer fuera de casa.

Comer fuera de casa es uno de los gastos más dañinos para tu cartera | Foto: Unsplash

  • Ser impuntual

Aunque no lo creas, la impuntualidad también representa llevar a cabo algunos gastos adicionales. Algunas personas se ven obligadas a gastar en aplicaciones de transporte para intentar contrarrestar la falta de tiempo.

O bien, en el caso de tener un auto particular, pisar el acelerador a fondo implica un mayor gasto de gasolina. En cualquiera de los casos, ser impuntual es un gasto fuerte que daña tu bolsillo y te impide ahorrar.

  • No dividir gastos

“Yo pago y al rato nos ponemos de acuerdo” es una frase muy común. Lo cierto es que estos gastos suelen olvidarse y el efecto negativo para tu cartera será permanente.

Por ello, es importante dividir gastos en la mayoría de las ocasiones. A menos que sea una ocasión especial, evita ser la persona que siempre invita a los demás sin pensar en las consecuencias económicas.

Si quieres conocer más información como esta, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO