10 pésimas formas de ahorrar dinero que no deberías practicar

Ahorrar requiere pensar de forma inteligente sobre a cuáles consumos renunciar
Fuente: Unsplash

SI estás intentando ahorrar, buscas cortar tus gastos para pagar tus deudas, o quieres ser frugal, hay muchas formas de conseguirlo. Sin embargo, hay técnicas de ahorro que no valen la pena.

1: Comprar un traje que no te queda sólo porque está en oferta

Vestir un traje que no te queda sólo porque estaba en oferta puede dar una mala impresión en una reunión importante o en una entrevista de trabajo. Si compras un traje de oferta, asegúrate de que te quede en los hombros y no olvides llevarlo a ajustar.

Tu ropa te tiene que quedar perfectamente, de lo contrario, no es una oferta || Fuente: Pixabay

2: No contribuir a tu Afore

Puede ser doloroso ahorrar para tu retiro, pero no aportar a tu Afore le perjudica a una versión más vieja y con menos energías de ti mismo.

3: Mantener tu auto por mucho tiempo

Aunque un auto supone hacer un gran desembolso de dinero, y lo lógico sería mantenerlo contigo el mayor tiempo posible, si tu auto está pasando más tiempo en el mecánico que viajando, tal vez ya sea tiempo de dejarlo ir.

Checa que no se te vaya el dinero en reparaciones de tu auto || Fuente: Pixabay

4: Hacer reparaciones en casa sin conocimiento

Hay reparaciones en casa que puedes hacer tú mismo, como pintar, instalar una repisa, o cambiar las cortinas. Sin embargo, los trabajos de electricidad o plomería debes dejarlos a los profesionales si no tienes los conocimientos. Intentar hacer estas reparaciones por tu cuenta puede ser peligroso y podrías requerir intervención médica.

5: Cortar tu propio cabello

Estás mejor yendo a la estética o con tu barbero, por muy costoso que sea, que cortar tu propio cabello. Los resultados pueden ser desastrosos, y cuesta tiempo que crezca de vuelta.

6: Comer comida rápida

Algunas veces, la comida rápida puede ser más barata que comer en casa (y otras, es más costoso). Sin embargo, a largo plazo afectas tu salud, comiendo una dieta de calidad pobre, con un mayor riesgo de enfermedades digestivas, cardiacas, cáncer, obesidad, o diabetes tipo 2.

La comida rápida puede dañarte en el largo plazo || Fuente: Pixabay

7: No ir al dentista

Muchas personas odian ir al dentista, pero saltarse la limpieza semestral es una mala forma de ahorrar. Esto puede llevar a problemas dentales serios si no te revisas, lo que podría suponer intervenciones más costosas en el futuro.

8: Comprar al mayoreo productos perecederos

Si compras productos perecederos al mayoreo, podrías terminar tirando una gran parte de estas porciones si no las consumes antes de que expiren. Es mejor preferir los no perecederos como el jabón y el detergente.

9: Adquirir tarjetas de crédito departamentales

Los empleados de las tiendas pueden ofrecerte grandes descuentos si tramitas una tarjeta de crédito departamental. Sin embargo, estas tarjetas pueden tener mayores tasas de interés, por lo que por ese lado podría terminarse el ahorro inicial.

Las tarjetas departamentales no necesariamente son la mejor opción || Fuente: Pixabay

10: No invertir

Muchas personas evitan invertir porque piensan que es muy arriesgado. Sin embargo, esta forma de pensar puede hacerte perder retornos y hace que de forma segura pierdas poder adquisitivo por efecto inflacionario. Hay opciones de bajo riesgo para proteger tu dinero.

Te invitamos a seguir Oink Oink para más actualizaciones.

ANUNCIO