Estos son los fraudes inmobiliarios más frecuentes en México

Los fraudes inmobiliarios generan alrededor de 600 millones de pesos de pérdidas al año
Imagen: Especial

En México, los fraudes inmobiliarios son una de las 10 primeras causas de quejas reportadas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), y se han mantenido en ese sitio durante años.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), se pierden al año 600 millones de pesos por fraudes relacionados con el sector inmobiliario.

Estos son los fraudes inmobiliarios más comunes

Cuando te piden dinero para apartar el inmueble. Esto ocurre cuando se te piden pagos anticipados sin que existan garantías sobre el inmueble. Una inmobiliaria fantasma puede obtener dinero sin mostrar el inmueble, y al final desaparecer con el enganche que ya le fue entregado.

Venta duplicada. Esto consiste en que la vivienda es vendida varias veces. Igual resulta que quien compró es el dueño y los otros compradores son estafados. Hay un hueco legal que permite que esto ocurra: que habiendo un contrato ante notario no se envíe un aviso preventivo de compraventa. Si otro comprador ve el registro y no ve ese aviso, no sabrá que ya fue vendido y caerá en la trampa.

Imagen: The Balance

Los inmuebles no están en venta, pero un tercero los anuncia y con engaños solicita dinero. Para prevenirse, se recomienda solicitar al vendedor el título de propiedad sobre el inmueble y monitorear la zona para verificar que efectivamente el inmueble está en venta.

¿Cómo prevenirme de un fraude?

Para prevenirte, se recomienda que te asesores por profesionales inmobiliarios, que verificarán las propiedades.

Tampoco se recomienda que entregues dinero por adelantado si no hay algún documento explícito y legal de compraventa.

No le des tus datos personales al potencial vendedor, pues podría aprovecharlos para forzar la venta.

Consulta además que la propiedad esté registrada en el Registro Público de la Propiedad.

Si detectas que eres una víctima potencial, te recomendamos denunciar ante Profeco y el MInisterio Público, pues esto está tipificado como tentativa de fraude. Esto lleva tiempo, pero puede evitar que otros sean víctimas de los fraudes inmobiliarios.