Este inodoro ecológico te paga con criptomonedas cada que le jalas

Con este inodoro ecológico ya no pueden decir que las criptomonedas no pueden ser sustentables

Te imaginas ir al baño y salir con más dinero del que tenías, esto es posible con este inodoro ecológico que te paga con criptomonedas por usarlo. No es broma, un profesor de Corea del Sur creó este artefacto capaz de convertir los desechos humanos en energía. Así, incentiva a los alumnos a utilizar el inodoro a cambio de criptomonedas.

Un científico del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan creó un inodoro que transforma las heces humanas en energía. Su nombre es Cho Jae-waon, experto en ingeniería urbana y ambiental. Su creación es capaz de alimentar al edificio del Instituto con energía eléctrica.

¿Cómo funciona el inodoro ecológico que te paga con criptomonedas?

El inodoro ecológico no utiliza agua y alimenta de energía eléctrica al campus | Fuente: Pixabay

Cho Jae-weon nombró BeeVi a su creación. Se trata de un sistema que mueve el excremento mediante una bomba de vacío a un tanque subterráneo, utilizando menos agua, en comparación con uno tradicional. Después, una solución hecha de microorganismos específicos descompone los desechos y los transforma en gas metano. El gas, a su vez, alimenta una especie de estufa, una caldera de agua caliente y una celda de combustible de óxido sólido.

Lo mejor de todo es que, para incentivar el uso de este inodoro, la escuela paga a los estudiantes una pequeña cantidad de la criptomoneda Ggool (miel en coreano). Estas criptomonedas las pueden cambiar en la cafetería por diversos artículos, como café, comida, entre otros artículos, y basta con escanear un código QR, para pagar con sus Ggools.

Ahora sí, y nunca mejor dicho, los estudiantes de Ulsan aman cada vez más el cochino dinero. Más aún cuando se trata de transformar en energía los despojos corporales gracias a este inodoro ecológico.

Los estudiantes cambian sus criptomonedas por café, alimentos o libros | Fuente: Pixabay

Y es que, según el creador de este inodoro ecológico, cada humano desecha en promedio 500 gramos de biomasa al día. Esto puede convertirse en 50 litros de gas metano, lo cual equivale a medio kilovatio por hora de electricidad. La energía suficiente para conducir un automóvil eléctrico durante algo más que un kilómetro.

Viéndolo de este modo, seguro que te parece justo que le paguen a los productores de la materia prima, ¿no crees?

No olvides seguir a Oink-Oink para más noticias sobre criptomonedas, consejos sobre finanzas y más.

Publicidad