Entré a una TANDA de ahorro y me robaron mi DINERO

Esta fue la cantidad de dinero que perdí...
tanda ahorro
Así me robaron dinero en una tanda de ahorro | Foto: Unsplash

Una tanda de ahorro, a pesar de su informalidad, parece ser, en muchas ocasiones, una mejor opción que cualquier herramienta formal.

Si te tocan los primeros números, es como recibir un préstamo que vas pagando poco a poco y, lo mejor, sin intereses que conviertan tu deuda en un verdadero dolor de cabeza.

Por otro lado, si te tocan los últimos números de la tanda, pues al menos te obligas a ahorrar sí o sí por el compromiso que adquieres con los demás participantes, ¿no?

préstamo sin intereses

El dinero de los primeros números de la tanda funciona como un préstamo sin intereses | Foto: Unsplash

Pero bueno, aunque parece todo muy cool, hay que tener cuidado. Los métodos informales no te otorgan garantías, así que puedes terminar siendo víctima de una estafa, como me pasó a mí.

En 2015, me cambié de casa y como a las dos semanas busqué el grupo de Facebook de la colonia. Ya sabes, ese grupo en el que te enteras de las últimas noticias e incluso puedes armar trueques o vender cosas.

Ahí encontré una publicación de un vato que estaba organizando la tanda de ahorro con los vecinos. Como vi que tenía varios comentarios y que ya hasta se habían ocupado varios turnos, decidí entrarle.

grupo Facebook

La tanda inició en un grupo de Facebook | Foto: Unsplash

Le escribí y me quedé con el turno 5, que igual no era mi favorito, pero tampoco estaba tan mal como quedarse con el último turno de la tanda.

Ya cuando empezó la tanda, todo parecía funcionar con normalidad. Se armó el grupo de WhatsApp y los turnos se respetaron sin mayores inconvenientes.

Luego, a la quinta semana, ya me tocaba a mí recibir el dinero. Hasta hice planes para el fin de semana porque según yo me iba a llevar una buena feria (la tanda, por cierto, era de mil pesos semanales).

grupo whatsapp

Me sacaron del grupo de WhatsApp y se quedaron con mi dinero | Foto: Unsplash

En fin, cuando llegó mi turno, me sacaron del grupo de WhatsApp y me bloquearon TODOS los participantes. Fue entonces cuando me cayó el veinte: todo había sido una estafa.

Seguramente aplicaron la misma estrategia con otras personas del grupo de Facebook. Por supuesto, la publicación del face también la habían eliminado.

Total que perdí 4 mil pesos por confiar en desconocidos. Esa es una de las grandes desventajas de este tipo de métodos de ahorro informales.

Así que más vale buscar garantías, armar la tanda solo con personas muy cercanas o, de plano, no entrarle a la dinámica, pues tu dinero puede correr un gran riesgo.

Si quieres conocer más historias como esta, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO