Lo barato sale caro: de esto te puedes enfermar por comer en la calle

¿Eres amante de hacer el recorrido de la garnacha, de comprar uno que otro antojito mexicano que esté cerca de tu oficina, escuela o simplemente se atravesó en tu camino?...
Imagen: Especial

¿Eres amante de hacer el recorrido de la garnacha, de comprar uno que otro antojito mexicano que esté cerca de tu oficina, escuela o simplemente se atravesó en tu camino? Tenemos noticias que de verdad te harán pensar dos veces qué es lo que te llevas a la boca.

Sabemos que como todo buen ‘godín’ puedes salir a buscar ese plato barato pero este te puede salir más caro de lo que te imaginas y no sólo para tu bolsillo sino también para tu salud.

No, no es mito, comer en la calle puede ser riesgoso, ya que te puede causar graves problemas estomacales que pueden comenzar con una simple diarrea. Esta es provocada cuando tu cuerpo no tiene la suficiente fuerza para procesar o asimilar un alimento aunque suene un malestar bastante común esta enfermedad puede ocasionarte una alarmante deshidratación.

Imagen: Especial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y si crees que sólo te puedes enfrentar a un ‘córrele que te alcanza’ debes saber que hay siete enfermedades. Una de ellas es la tifoidea, aunque muchos piensan que se logró erradicar este padecimiento la realidad es otra, pues aún se puede contraer a través de agua contaminada o alimentos con poca higiene. Los síntomas de esta infección son dolor de cabeza, fiebre alta, fuerte dolor estomacal y diarrea. Es importante considerar que los malestares se van presentado de manera gradual, así que es importante la temprana detección.

Siguiendo con la lista de peligros al consumir un alimento callejero, debemos hablar del botulismo, una infección que es ocasionada por las toxinas liberadas por la Clostridium botulinumSí, los síntomas son igual de terribles como el nombre de bacteria ya que, los pacientes presentan vómitos y dificultades para comer, en caso de no ser tratada a tiempo puede ocasionar la muerte; es considerada una de las infecciones estomacales más peligrosas.

Ahora, es posible que seas un apasionado de las carnes rojas pero degustar de un plato de res, cordero y cerdo en cualquier lado puede ser bastante arriesgado ya que corres el riesgo de contraer salmonelosis, una de las infecciones más comunes. Este padecimiento se puede detectar a través de los síntomas como diarrea, fiebre alta, vómito, cólicos abdominales y dolor de cabeza.

Imagen: Especial

Otra de las enfermedades que se pueden contraer en una deliciosa esquina es la gastroenteritis, una infección por norovirus; aunque es posible que te recuperes sin tratamiento sí tendrás que padecer de fiebre, escalofríos, dolor abdominal, de cabeza, diarrea y vómito. De igual manera, se puede contraer a través de la poca higiene de alimentos.

Una de los padecimientos más “sucios” es la hepatitis A, la cual se puede contraer por las heces que están en el aire y llegan a tu platillo; además por consumir mariscos crudos, no lavar la verdura o la fruta, pero no es el único mal que puede contraer por  las mismas razones también está la amebiasis, cólera y cisticercosis, aunque esta también se propaga por medio de los desechos fecales de los humanos… No preguntes como llegan hasta tu comida.

Y para cerrar con broche de oro, tenemos la enfermedad que todo amante del picante y la comida irritante padece: la gastritis, la cual puede acompañarte por unos meses o hasta años. También, se complica o presenta por otro factores cotidianos.

Con información de Cultura Colectiva