En este trabajo te pagan más de 100 mil pesos por probar croquetas para perros

¿Aceptarías este trabajo por 100 mil pesos al mes?
En este trabajo te pagan 100 mil pesos por probar croquetas | Foto: Unsplash

No vale la pena fingir: a todos se nos ha antojado la comida de perro alguna vez. O al menos se nos ha pasado por la mente conocer el sabor de la misma… Bueno, esperamos no estarnos proyectando, mejor pasemos a la historia que aquí nos concierne: ¡un trabajo en el que te pagan 100 mil pesos al mes!

Hace algún tiempo, en el medio estadounidense The Guardian, entrevistaron a Phillip Wells, un hombre cuyo trabajo consiste en catar comida para perros.

Sí, esto no es una broma. Wells trabaja para una marca británica de alimento para mascotas enfocada en ofrecer comida orgánica para perros y gatos.

La marca ofrece alimento orgánico para mascotas | Foto: Unsplash

Sus estándares de calidad son tan altos que todos los productos deben ser aprobados por el paladar humano antes de salir a la venta. La intención es asegurarse de que todos sus ingredientes están en buen estado y que las croquetas, premios y demás tipos de alimentos sean 100% orgánicos.

De acuerdo con Phillip Wells, no hay ni un solo lote de comida que no haya se pruebe antes de llegar al consumidor final. Además, aseguró que recibe un salario superior a los 100 mil pesos mensuales por llevar a cabo esta extraña tarea.

Ahora bien, hay quienes piensan que la entrevista no es más que una estrategia publicitaria por parte de la marca, para atraer a los clientes que buscan ofrecerle alimento de calidad a sus mascotas.

Hay quien piensa que todo se trata de una estrategia publicitaria para atraer la atención de los clientes | Foto: Unsplash

No obstante, otros más han generado una discusión acerca de los efectos negativos de salud que este tipo de prácticas pueden provocar en los catadores.

La pregunta es la siguiente: ¿tú aceptarías 100 mil pesos al mes por catar, todos los días, un montón de lotes de croquetas y alimento para mascotas?

Te leemos en los comentarios. Si quieres conocer más historias como ésta, síguenos en Oink-Oink.

Publicidad