¿Cuál es el futuro para la industria multimillonaria de los juegos en línea?

2 mil 700 millones de jugadores contemplan gastar 159 mil 300 millones de dólares en juegos en 2020, revela estudio
Imagen: pixabay

Los juegos en línea son una industria mundial de miles de millones de dólares que ha experimentado un rápido crecimiento, incluso antes de los eventos del año pasado. Cuando la crisis de salud mundial provocó que todos los eventos en vivo (y la interacción social tal como la conocemos) se detuvieran, el mundo virtual del entretenimiento despegó a mayor escala.

En los últimos años los juegos se han recuperado a medida que se vuelven más accesibles, la tecnología ha evolucionado y sigue superando a sus predecesores año tras año.

Imagen: Especial

El interés se ha disparado y los números lo demuestran. Según el Informe del mercado global de juegos de Newzoo de 2020, 2 mil 700 millones de jugadores contemplan gastar 159 mil 300 millones de dólares en juegos en 2020.

El mercado de videojuegos sin detenerse

Se espera que el mercado de juegos continúe creciendo, superando la cantidad de 200 mil millones de dólares para fines de 2023.

Los juegos están para quedarse a largo plazo y su trayectoria de crecimiento competirá con la de otras industrias de rápido crecimiento.

El mundo de los juegos

Para fines de 2023, más de tres mil millones de personas pasarán más de cinco horas a la semana jugando y consumiendo medios de juego. Casi la mitad del mundo pasará su tiempo en un espacio digital. Esto crea una gran oportunidad para que personas con intereses similares se conecten desde cualquier parte del planeta.

Los juegos solo se volverán cada vez más sociales. Ya estamos empezando a ver que esto sucede con los juegos para teléfonos celulares y la capacidad de crear un clan con jugadores de ideas afines. Pero aún así, existen muchas oportunidades para mejorar la experiencia general del jugador en línea.

El ecosistema en línea está actualmente desarticulado, porque un jugador está vinculado a múltiples herramientas y plataformas para conectarse con su comunidad de amigos y otros jugadores. Lo que falta es un espacio social donde los jugadores puedan reunirse, interactuar y entablar amistades entre ellos basándose en una apreciación compartida por los juegos.

El desafío para la industria, tanto desarrolladores como consumidores, es crear un espacio digital que incluya todo lo que un jugador necesita y quiere en un solo lugar.

La nueva era de los “jugadores” serán personas que no necesariamente se definen de esa manera, ya que los juegos simplemente se convertirán en una parte integral de su vida diaria.