#TuLugar: ¿Sabes qué es el techo de cristal? Llegó el momento de romperlo

Dentro de una empresa se piensa que la mujer no tiene la capacidad de mando o autoridad
Imagen: Especial

¿Alguna vez has escuchado del techo de cristal? Un término utilizado para referirse al conjunto de normas no escritas que hay dentro de las organizaciones, mismas que se convierten en un obstáculo para el crecimiento profesional de las mujeres dentro de sus empresas. 

Imaginate que estudias y te mantienes en constante preparación para lograr un puesto importante dentro de una empresa, pero te enfrentas a un tope para seguir creciendo, el cual debes enfrentar por el simple hecho de ser mujer, ese límite es el techo de cristal. 

Esta metáfora sirve para entender que al interior de las organizaciones las mujeres enfrentan grandes retos para acceder a los puestos de alta dirección, barreras que deben desafiar para avanzar en la escala laboral y las cuales, lamentablemente no son tan fáciles de detectar. 

Imagen: Unsplash

De acuerdo con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres entre las razones por las que un techo de cristal no se rompe, es porque dentro de una empresa se piensa que la mujer no tiene la capacidad de mando o autoridad. También se mantiene esta barrera debido a que las estructuras jerárquicas de las organizaciones públicas y privadas se rigen por reglas masculinas o porque la designación para ocupar puestos directivos no se hace por méritos sino por elección. 

Imagen: Unsplash

El problema es que las empresas que permiten este tipo de prácticas dejan a un lado los grandes beneficios que tiene eliminar el techo de cristal; por ejemplo, las compañías que tienen mayor igualdad de género gozan de niveles más altos de crecimiento y mejor desempeño. 

De acuerdo con el estudio realizado por S&P Global Market Intellingence, las compañías públicas que tienen mujeres en el cargo de presidentas ejecutivas (CEO) o directoras financieras (CFO) son más rentables y producen un mejor rendimiento en el precio de sus acciones, comparadas con otras empresas que tienen hombres en dichos puestos. 

Imagen: Unsplash

Además, la división de Quantamental Research encontró que desde finales de 2002 hasta el 31 de mayo de 2019, las compañías que tienen mujeres CFO generaron 1.8 billones de dólares en ganancias brutas, ya que dichas colaboradoras fueron percibidas como apuestas menos riesgosas por los inversionistas. 

Romper el techo de cristal es un reto, pero no imposible de lograr, un ejemplo de esto es la directora general de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), María Ariza, quien se convirtió en la primera mujer en dirigir una Bolsa de Valores en México, también es reconocida como la mujer que renovó el sector financiero de nuestro país. 

Además de ser directora de la BIVA, es socia fundadora de Facial Design, empresa que desarrolla y comercializa productos para la mujer; también es socia y miembro del Consejo de Grupo Dabvsa, firma que brinda servicios integrales para adultos mayores. En su trayectoria destaca que fue directora de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap) y es maestra en administración de empresas por la Universidad de Harvard.

María Ariza reconoce que enfrentó grandes retos para llegar al lugar que actualmente ocupa, pero también tuvo la fortuna de trabajar a lado de hombres respetuosos, que la apoyaron y fueron sus mentores, situación que le ayudó a impulsar su carrera. 

Finalmente, la directora general de la Bolsa Institucional de Valores, nombramiento que marcó un parteaguas en la historia bursátil del país, le dice a las mujeres que se atrevan a decir que sí, al mismo tiempo que le pide a los hombres abrir más oportunidades para ellas. 

La campaña #TuLugar pretende visibilizar todas las veces que mujeres con gran talento han tenido que enfrentarse a la frase “ESTE NO ES TU LUGAR”. En ese sentido te invitamos a visitar el landing page de nuestros amigos de Plumas Atómicas.

ANUNCIO