¿Quieres poner un NEGOCIO? Debes presentar tu aviso de apertura en el SAT

¡Mantén tu negocio en regla! Te decimos cómo presentar tu aviso de apertura en el SAT

Si estás pensando en poner un negocio hay muchas cosas que debes contemplar: desde aquello en lo que te gustaría invertir hasta tus obligaciones fiscales con el SAT.

Así es, luego de abrir un local o cualquier tipo de puesto (específicamente al mes siguiente de su inauguración), debes presentar ante el Servicio de Administración Tributaria tu aviso de apertura de establecimientos. 

La finalidad de esto es que puedas comprobar, sin inconvenientes, los recursos que obtendrás en tu nuevo negocio y poder mantenerte al corriente con los impuestos que de éste se deriven.

Al mes siguiente abrir tu negocio, debes presentar tu aviso de apertura de establecimientos | Fuente: Unsplash

Cómo presentar tu aviso

Aquí te explicaremos a detalle los pasos que debes seguir para registrar la apertura de un local en el sistema del SAT, recuerda que este trámite debe realizarse al mes siguiente de la apertura del establecimiento.

Lo primero que debes hacer es ingresar a su sitio web. A continuación, debes dar click en el apartado de “Trámites del RFC”. Esto desplegará un amplio menú de opciones. 

Allí, selecciona la pestaña de “Actualización en el RFC”. Entonces, entre las opciones, aparecerá la que corresponde a “Presenta tu aviso de apertura de establecimientos”. 

Presenta tu aviso y mantén tu negocio en regla | Fuente: UNsplash

Al ingresar en ésta, podrás iniciar tu trámite en línea. Vale mencionar que el proceso es completamente gratuito. Lo único que necesitas es tener a la mano tu RFC y tu firma electrónica. En caso de que no cuentes con esta última, deberás acudir directamente a algún módulo del SAT para presentar tu aviso.

Qué ocurre si no realizo el trámite después de poner un negocio

Según el artículo 82 del Código Fiscal de la Federación, el no presentar este aviso, o presentarlo de forma extemporánea, podría derivar en una sanción que va de los 1’560 a los 38’700 pesos.

Así que más vale llevar las cosas en paz con el SAT y mantener tu establecimiento en regla.

Para saber más acerca de éste y otros temas, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO