Empresas se popularizan por rentar a hombres guapos para desahogarte

Un hombre guapo te secará las lágrimas por mil 450 pesos cada sesión
Imagen: Unsplash

¿Alguna vez has querido que un chico atractivo se pasee por tu oficina y te limpie las lágrimas? Ya es una realidad porque hay empresas que se popularizan por rentar a hombres guapos para desahogarte y que sequen las lágrimas.

Imagen: Unsplash

Este servicio tiene mucho potencial y está inspirado en un estilo de terapia japonés rui-katsu o “búsqueda de lágrimas”.

Se busca ayudar a las personas a liberarse de los sentimientos negativos llorando y haciendo catarsis para sacarlos.

Una de las empresas más populares es Ikemeso donde rentan a hombres guapos para que te apoyen mientras te desahogas e incluso en su página web tienen un catálogo amplio y así evites pedir que te borren el recuerdo de un amargo amor… con los termómetros.

¿En qué consiste el servicio?

Un joven guapo te ayuda a empezar a llorar con videos y canciones tristes, pero cuando estás llorando, se acerca a ti y quita de tus mejillas las lágrimas con un pañuelo, lo cual sirve al mismo tiempo para que te desahogues y te sientas reconfortada al mismo tiempo. Te costará aproximadamente mil 450 pesos por sesión.

¿Qué incluye?

Te incluyen que te acaricien dulcemente las mejillas o coloquen los brazos en tu espalda.

¿Es pagar por servicios sexuales?

No, si deseas algún “servicio con final feliz” estas empresa no lo brindan porque su única función es consolarte el corazón para desahogarte.

La empresa con sede en Tokio Ikemeso Danshi (cuta traducción es “Handsome Weeping Boys”) ofrece un libro de búsqueda en línea de posibles limpiadores de lágrimas. Uno parece dispuesto a limpiar esas lágrimas con un cepillo de dientes, pero bueno. Quizás a algunas personas les guste eso.

Llorar junto a un hombre guapo es la última experiencia disponible para comprar en Japón.

Ikemeso Danshi fue iniciado por Hiroki Terai, un hombre de negocios con una perspicacia particular para identificar brechas monetizables en la salud emocional de una sociedad cada vez más atomizada.

Las empresas anteriores de Terai incluyen un negocio exitoso que ofrece ceremonias formales para marcar el final de un matrimonio. Cuando vio cuánto mejores parecían sentirse los clientes de ese servicio después de un buen llanto, comenzó una serie de proyecciones gratuitas de clips de películas tristes en 2013, con el objetivo de lograr que extraños lloraran en público, juntos.

Desde entonces, Terai se ha convertido en una especie de evangelista de los beneficios del rui-katsu, o “búsqueda de lágrimas”. El año pasado publicó un libro, también llamado Ikemeso Danshi, con fotografías de modelos masculinos llorando.

Imagen: Unsplash

Aproximadamente un tercio de los hogares japoneses contienen solo una persona, según estadísticas gubernamentales, frente a un cuarto en 1995. Para 2035, las personas que viven solas probablemente constituirán casi el 40% de los hogares japoneses y la tasa de divorcios de Japón ha aumentado de manera constante desde la década de 1970, a medida que la tasa de matrimonios se ha derrumbado.