Si ya no puedo pagar deudas, ¿me puedo declarar en bancarrota?

Realmente es una vía para olvidarte de pagar deudas

Una situación que se ha vuelto común entre las personas es la dificultad que tienen para pagar deudas, ante este panorama, es posible que algún familiar o amigo nos sugiera que nos declaremos en bancarrota para liberarnos de adeudos. Pero ¿Esto es posible?.

¿Puedo declararme en bancarrota para eliminar deudas?

Declararse en bancarrota no es opción para todos | Fuente: Unplash

Debemos comprender que en México sí existe la figura de quiebra o bancarrota para comprobar una insolvencia en el pago de deuda. Sin embargo, este mecanismo únicamente está al alcance de personas morales (empresas).

Por el contrario, las personas físicas no pueden declararse en quiebra para eliminar las deudas comunes como son tarjetas de crédito, préstamos personales, crédito automotriz, crédito hipotecario o de nómina.

Esto quiere decir que en caso de que el costo de la deuda supere tu capacidad de pago, tendrás que tomar otras alternativas para liquidarlas como es la reestructuración de deudas, quita, transferencia de saldos o consolidación de deudas.

Entonces ¿cómo se declara en bancarrota una empresa?

Negocia con tu financiera la menor manera de liquidar deudas

Para que una empresa se declare en bancarrota no es un procedimiento sencillo, de acuerdo con la Ley de Concursos Mercantiles, la persona moral que desea declarar su insolvencia de pago a proveedores o financiamientos, debe solicitar un concurso mercantil ante un juez, el cual se procesa en dos etapas, la conciliación y la quiebra.

Durante la primera etapa que es la conciliación tiene el objetivo de conservar la empresa y mediar un acuerdo entre la persona moral y los afectados con el fin de establecer un plan de pago  a un determinado plazo.

En caso de no lograrse una conciliación, el juez determinará la venta de la empresa con todo los bienes que posea para cumplir con el pago de los acreedores. Para ello, debe de comprobar que la suma de sus activos y recursos no puedan pagar el 80% de sus obligaciones vencidas. Sólo de esta forma, se conseguirá el estatus de quiebra o bancarrota.

Si quieres más información sobre economía y consejos en finanzas personales, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

Publicidad