Cines: Abiertos, pero sin películas para mostrar

Dos tercios de los pequeños cines estadounidenses están en riesgo de quiebra o cierre debido a bajas ventas en boletos
Imagen: Pixabay

Pese a que los operadores de salas de cine esperaban que a estas alturas del año ya podrían funcionar con normalidad, la evidencia arroja alrededor del mundo no es así. Los cines, aunque abiertos, no tienen mucho material que proyectar.

También puedes leer: Crece tendencia de autocinemas como alternativa de entretenimiento en CDMX

Productoras, cancelando sus estrenos

Como indica Kelly Gilblom para El Financiero-Bloomberg, productoras, como Metro-Goldwyn-Mayer, están optando por cancelar filmes, como Sin tiempo para morir, la nueva película de James Bond, que era uno de los estelares para lo que quedaba del 2020. De estrenarse en noviembre, se espera que esto ocurra en 2020.

Otras películas, como Black Widow, de Walt Disney, se han retrasado asimismo.

Aún quedan Soul (20 de noviembre), Dune Wonder Woman 1984 (diciembre), o The Croods: A new age por estrenarse. Sin embargo, esto podría no ocurrir si se retrasa la reapertura de salas o la gente sigue con temor del contagio por Covid-19.

Cines, sin películas que mostrar

Con esta situación, los cines pequeños recortan horas para reducir sus costos. En Estados Unidos, unos cuantos cierran, aunque se espera que operen al 80% de su capacidad a mediados de octubre. Incluso más de dos tercios de cines estadounidenses pequeños podrán estar en riesgo de quiebra o cierre.

Imagen:Pixabay

Sin embargo, Tenet, estrenada el 3 de septiembre en Estados Unidos, ha recaudado poco menos de 40 millones de dólares en taquilla, mientras que su costo fue por 200 millones de dólares. Además se trató del número uno en taquilla por cuatro semanas consecutivas, por lo que podemos hacernos una idea de cómo le va al cine.

La reacción de los mercados

Con estas perspectivas, S&P Global Ratings ha recortado su calificación para AMC Entertainment, pues esperan un incumplimiento inminente.

Los cines por su parte pueden seguir perdiendo dinero si siguen abiertos, pero si sus asientos siguen sin venderse como se espera.

Dado que la industria de la producción y la de proyección están tan ligadas, si este es el caso, las pérdidas de AMC podrían acelerarse, indica S&P.