Nuevas baterías reducen los costos de los autos eléctricos y aumentan la autonomía

Casi todos los vehículos eléctricos actuales cuestan más 600 mil pesos aproximadamente
Imagen: pexels

Compañías automotrices dicen que un avance pendiente en la química de las baterías reducirá el precio de sus vehículos eléctricos para que igualen a los que funcionan con gasolina dentro de cinco años. La tecnología también aumentará el alcance por carga hasta 450 millas.

El jefe de desarrollo de productos de la compañía GM prometió un pequeño SUV eléctrico que costará menos de 30 mil dólares y se comprometió a lanzar 30 modelos a batería en todo el mundo para el 2025. Casi todos los vehículos eléctricos actuales cuestan más de 30 mil dólares (más de 600 mil pesos aproximadamente).

Imagen: Unsplash

Evolución de la tecnología

Esto muestra qué tan rápido está evolucionando la tecnología de los vehículos eléctricos y cómo puede convertirse en el principal combustible para el transporte antes de lo que casi nadie creía.

El anuncio de GM se encuentra entre una serie de puntos de inflexión recientes desde los vehículos de combustión interna hasta los eléctricos, dijo el analista principal de Guidehouse Insights, Sam Abuelsamid. Ford y Fiat Chrysler anunciaron recientemente planes para fabricar vehículos y componentes eléctricos en fábricas canadienses, y Volkswagen, el fabricante de automóviles más vendido del mundo, está aumentando su gasto y modelos en vehículos eléctricos. “Habrá muchos más vehículos eléctricos en camino”, dijo.

Desafío de fabricantes

El desafío para los fabricantes de automóviles y las nuevas empresas siempre ha sido equilibrar el rango con los costos de la batería.

Los desarrollos llegan a medida que las regulaciones gubernamentales sobre contaminación se endurecen en todo el mundo, con California y el Reino Unido anunciando recientemente planes para prohibir la venta de vehículos nuevos a gasolina en 10 a 15 años.

Es probable que el presidente electo Joe Biden restaure las regulaciones gubernamentales de economía de combustible que el presidente Donald Trump ha revertido, y Biden prometió gastar miles de millones en vehículos eléctricos e infraestructura de carga.