Airbus presenta diseños de aviones impulsados por hidrógeno para 2035

El hidrógeno se está convirtiendo en un área de interés cada vez mayor
Imagen: Airbus

El fabricante de aviones europeo Airbus presentó tres diseños que está estudiando para construir aviones impulsados por hidrógeno mientras se apresura a poner en servicio un avión de pasajeros sin emisiones de carbono para 2035.

Los enfoques incluyen un jet turbofan con capacidad para 200 pasajeros, similar a su cuerpo estrecho A321neo, que puede volar más de 2 mil millas náuticas, según un comunicado.

Imagen: Airbus

Sería impulsado por un motor de turbina de gas modificado que funciona con hidrógeno.

El fabricante también mostró un diseño para un avión de hélice con capacidad para unos 100 pasajeros para distancias más pequeñas, y un concepto de ala volante con 200 asientos.

El hidrógeno se está convirtiendo en un área de interés cada vez mayor para Airbus a medida que evalúa tecnologías para vuelos libres de emisiones. La compañía está bajo presión de los gobiernos francés y alemán, sus principales accionistas, para acelerar la comercialización de tecnología libre de emisiones después de ayudar al fabricante de aviones durante la crisis del coronavirus. Ambos países han comprometido miles de millones para apoyar el desarrollo del hidrógeno.

Si bien existen diferentes enfoques, es probable que el hidrógeno se use en la industria aeroespacial y otras industrias para cumplir con los objetivos climáticamente neutros, dijo Airbus. La compañía ya ha dicho que apunta a mediados de la década de 2030 para el primer avión de pasajeros de cero emisiones. El desarrollo de un avión de hidrógeno en esa línea de tiempo será un verdadero desafío debido a las enormes cantidades de infraestructura e inversión gubernamental que se requieren.

Ambos países han comprometido miles de millones para apoyar el desarrollo del hidrógeno.

 

“Creo firmemente que el uso de hidrógeno, tanto en combustibles sintéticos como fuente de energía primaria para aviones comerciales, tiene el potencial de reducir significativamente el impacto climático de la aviación”, dijo el director ejecutivo Guillaume Faury en el comunicado.