ANUNCIO

Un hippie millonario que renunció a su fortuna para ser feliz

Esta es la historia del fundador de Burt´s Bees, ¿ya la conoces?
Conoce su historia.| Foto: The New York Times

Una de las ideas que se tiene acerca de un millonario es la clásica persona de negocios en traje que va a lugares lujosos pero ¿te has puesto a pensar cómo sería un hippie millonario que vive en una cabaña?

Este es el caso de Burt Shavitz, un hombre amante de la naturaleza  que vivía a lado de sus tres perros labradores y abejas.

Tal vez conozcas a este hombre gracias a su famosa marca de belleza llamada Burt´s Bees y algo interesante es que Shavitz fue dueño de un tercio de las acciones de la compañía, la cual fue comprada por Clorox a un monto de casi mil millones de dólares.

El millonario hippie que renunció a su fortuna

Shavitz fue dueño de un tercio de las acciones de la empresa que fue comprada por Clorox.| Foto: Emprendedor

¿Cómo empezó todo?

Lo llamativo del origen de Burt´s Bees y Shavitz es que este hombre era considerado de espíritu libre era un apicultor aficionado que viajaba en los caminos de Maine vendiendo botellitas de miel que eran producidas por sus abejas.

El dinero que obtenía era suficiente para llevar una vida tranquila y no tener deudas. Aunque debes saber que, este hombre vivía en Nueva York pero por los ajetreados años 60 y tras haber trabajado como fotógrafo, tomó la decisión de comprar una pickup y vivir en el bosque.

Aquí la ventaja es que al vivir lejos de la urbanización y haber encontrado un enjambre puso en práctica las habilidades que adquirió en la ciudad, pues en Nueva York un amigo le enseñó cómo cultivar y cuidar abejas.

Tiempo después, en 1984 conoció a una hippie llamada Roxanne Quimby, quien producía lociones y bálsamos naturistas. Shavitz se encargó de donarle 200 libras de cera de abeja.

Una vez así, empezaron a producir muebles, velas, lociones y el popular bálsamo para labios que se vendió con gran rapidez y comenzaron las ventas en tiendas locales y ferias de la región.

Para 2000 la pequeña compañía ya vendía alrededor de 23 millones de dólares al año.

El millonario hippie que renunció a su fortuna

En Nueva York un amigo le enseñó cómo cultivar y cuidar abejas. | Foto: The Boston Globe

La marca de Burt´s Bees lleva este nombre porque Shavitz tallaba las colmenas para evitas que se las robaran.

Es un hecho que la marca se hizo todo un éxito pero para el hippie barbón no lo era todo, ya que a pesar de tener millones de dólares él prefería una vida tranquila en su jardín viendo a los zorros jugar.

Por eso es que tomó la decisión de vender su parte de la compañía en 130 mil dólares y así alejarse del mundo de negocios.

Al final, Roxanne y Shavitz se separaron, Clorox compró las acciones de la empresa por casi mil millones de dólares y a él se le dio una compensación por ser el fundador.

Es así como nos podemos percatar que tener millones de dólares en el bolsillo no lo es todo, pues al final la tranquilidad para muchos es fundamental.

¿Quieres conocer más historias como esta? Déjanoslo saber en Oink Oink.

ANUNCIO