5 formas de ser más ágil en los negocios cada semana

Así puedes ejercitar tu mente para mejorar tu rendimiento en los negocios
Imagen: Pixabay

Para tener éxito en los negocios se necesita una mente ágil para reaccionar a los problemas más rápido y se debe ser experto en comprender todo lo que se presente en el camino. En resumen, la capacidad para tener éxito a menudo está determinada por lo inteligente que seas.

Con la práctica, cualquiera puede aumentar su base de conocimientos, agudizar su intelecto y aprender nuevas habilidades. Hay varias formas de mejorar tus habilidades cognitivas y expandir tu capacidad mental.

Imagen: Unsplash

Pasar tiempo todos los días aprendiendo algo nuevo es benéfico. Cuanto más aprendamos y más profundamente comprendamos, mejor podremos mejorar el rendimiento de nuestro cerebro y aumentar nuestra capacidad de aprender.

La siguiente lista incluye las mejores formas de involucrar tu mente y hacer crecer tu inteligencia para que puedas enfrentar los desafíos cada vez mayores en el día a día.

Dedica tiempo a leer todos los días

La mente es como un músculo: cuanto más la uses, más fuerte se volverá. La lectura es un elemento importante para desarrollar la mente, ya que es una de las formas básicas en que obtenemos conocimiento y aprendemos.

A través de la lectura, puedes descubrir cosas nuevas e informarte sobre cualquier tema. La lectura también ayuda a desarrollar su lado creativo al involucrar tu imaginación. Las palabras, tanto habladas como escritas, son los componentes básicos de nuestra existencia social y, a través de las palabras, puedes ir a cualquier parte del mundo.

Concentrarte en construir una comprensión más profunda

Ser más inteligente requiere algo más que absorber información: la verdadera sabiduría proviene de comprender profundamente un tema. Las personas más exitosas superan constantemente a las demás porque son capaces de aprender rápidamente nuevas habilidades, adaptarse a los cambios y trabajar de forma colaborativa e independiente.

Utilizar un conocimiento profundo y significativo de tu mundo y una mentalidad flexible para comprender los problemas y encontrar soluciones rápidamente. Tu profunda base de conocimientos da la base que necesitas para desempeñarte.

Trabajar para construir de manera constante una base de conocimientos profundo y significativo sobre algunos temas y problemas clave. Debes ser honesto contigo mismo acerca de las áreas en las que eres débil y busca reforzar tu comprensión de temas importantes hasta que tenga una base sólida sobre la que puedes construir.

El conocimiento es acumulativo, así que comienza con lo básico. Debes tener una comprensión firme de cómo funciona algo antes de poder solucionarlo. Es bueno tener un amplio conocimiento, pero también es importante realizar “inmersiones profundas” para comprender realmente los problemas difíciles y complejos.

Pregunta constantemente y busca aclaraciones

Hacer preguntas es el factor más importante para volverte más inteligente. La innovación siempre comienza haciendo preguntas y siendo curioso. Es valioso hacer preguntas porque es la forma en que empujamos los límites de nuestro mundo y nuestra mente. Por eso es tan importante perfeccionar una mente curiosa y abierta cuestionando todo constantemente.

No se trata solo de hacer preguntas; debe hacerse preguntas perspicaces que prueben la validez de los supuestos, analizar la lógica y explorar lo desconocido. Practica hacer preguntas que lleguen al meollo de un asunto y cultivar la voluntad de presionar para obtener respuestas.

Como cualquier otra cosa, desarrollar esta habilidad lleva tiempo. Mientras trabajas, lee o participa en actividades, mantenger un registro continuo de las preguntas que te vienen a la mente sobre cualquier cosa en la que estés involucrado. No tengas miedo de buscar una aclaración de algo.

Diversifica tu día

Una de las mejores formas de aumentar tu inteligencia consiste en flexionar diferentes áreas de tu cerebro. No se volverá más inteligente haciendo lo mismo todos los días. Si bien tener una rutina es algo bueno (para que tu cuerpo sepa cuándo levantarse y cuándo es la hora de acostarse), no querrá pasar tus horas de vigilia atrapado en la rutina.

Si has trabajando durante un tiempo en una cosa, intenta cambiar a otra. Busca formas de hacer las cosas de manera ligeramente diferente. Esto evitará el aburrimiento y ayudará a tu mente a mantenerse alerta y concentrada.

Revise la información aprendida

Recordamos la información nueva con mayor nitidez justo después de haberla aprendido. Si no vuelves a utilizar esa información poco después de haberla aprendido, desaparecerá rápidamente de tu mente.

Después de unos días, es posible que solo podamos recordar un poco de lo que aprendimos inicialmente. Para aumentar nuestra capacidad de recordar, necesitamos almacenar esta información en nuestra memoria a largo plazo, y la mejor manera de hacerlo es revisar con frecuencia lo que hemos aprendido hasta que esté guardado en nuestros bancos de memoria.

Toma notas mientras lee o investigas algo, o tómate unos minutos cuando hayas terminado y escribe los puntos principales. Luego, dedica algunos minutos todos los días a revisar este material. Requiere un poco de esfuerzo, pero una vez que se convierta en un hábito, te sorprenderás de lo bien que una revisión rápida de la información te ayudará a confirmar que la comprendes.