Así puedes reducir la deuda de tu negocio en 3 meses

La deuda no tiene por qué ser un aspecto demasiado molesto de la realidad financiera de tu empresa
Imagen: Freepik

En el momento en que las empresas más pequeñas sufren un descalabro, como el que muchos negocios están experimentando por los efectos del coronavirus, los propietarios inician un proceso de reducción de la deuda. Si se percibe que es incapaz de pagar sus obligaciones personales a tiempo, pueden surgir dudas sobre la solvencia y estabilidad general de la empresa.

Imagen: Especial

Te explicamos un proceso para la reducción de la deuda de las empresas utilizado por Kedma Ough, MBA.

Identifica la deuda positiva y negativa

Debes revisar el balance de tu empresa en busca de deudas pendientes, con el entendimiento previo de que no todo debe considerarse malo. Por ejemplo, si una empresa tiene una cantidad significativa de responsabilidad asociada con la propiedad de un espacio de oficina, eso podría considerarse una buena deuda debido al beneficio a largo plazo.

Enfócate a la deuda de manera agresiva

Puede ser que si tienes una pequeña empresa dependas de las tarjetas de crédito. Lo ideal es documentar los pasivos mediante el pago mensual y el porcentaje cobrado con un enfoque en priorizar primero los elementos de mayor porcentaje, por ejemplo, al lograr eliminar todas las tarjetas de crédito con una tasa de interés del 10% y aumentar tu flujo de caja, menciona Entrepreneur.

Si adquieres nuevas deudas que sean estratégicas

Aquí la deuda puede ser una decisión positiva si impulsas a tu empresa hacia sus objetivos estratégicos. Busca que sean préstamo sin intereses por el período de un año. Con eso, las empresas pueden aprovechar este dinero para pagar la deuda con el plan antes de incurrir en intereses.

Renegocia tu deuda

Las recesiones económicas son oportunas para renegociar tu deuda. Los prestamistas están más abiertos a reestructurar los pagos de préstamos.

En resumen para reducir la deuda de tu negocio identifica la deuda “buena” y la “mala”, aborda la deuda actual de manera agresiva asume nuevas deudas estratégicamente y supervisa constantemente el uso de tu crédito.

Imagen: Especial

No olvides considera que la deuda no tiene por qué ser un aspecto demasiado molesto de la realidad financiera de tu empresa.