¿Estás listo para iniciar un negocio?

Puede significar exponerte a nuevos riesgos, largas jornadas, trabajo arduo y desafíos frecuentes
Imagen: pexels

Manejar tu propio negocio puede ser una experiencia gratificante. Sin embargo, también puede significar exponerte a nuevos riesgos, largas jornadas, trabajo arduo y desafíos frecuentes. Antes de comenzar un negocio, es importante que considere la realidad y los desafíos de administrar un negocio.

También debe considerar tus objetivos personales y si iniciar un negocio podría ayudar a alcanzarlos.

Imagen: Unsplash

Toma el tiempo para evaluar si tiene las habilidades adecuadas para administrar un negocio con éxito e identificar las habilidades que puedas necesitar en el futuro. Si no tiene las habilidades adecuadas, identifica las que podría subcontratar o contratar a alguien para que lo cuide. Hay una amplia gama de recursos de formación disponibles para ti y tus empleados.

Esta guía te ayudará a considerar si estás listo para iniciar un negocio y te indicará la dirección correcta para obtener más información y consejos.

La realidad de iniciar un negocio

Iniciar y administrar un negocio tiene muchos beneficios. Puedes ser tu propio jefe, lograr tus sueños y disfrutar de una mayor flexibilidad. Sin embargo, también implica trabajo duro, frustraciones y contratiempos. Un paso importante para evaluar su idoneidad para iniciar un negocio es considerar las realidades que puede enfrentar.

Piensa en tus ingresos

Manejar un negocio a menudo resulta en muchas horas, sin vacaciones y con pocos ingresos personales. Incluso si tu negocio genera ganancias, puedes optar por invertir este dinero en el negocio en lugar de pagar un salario. Si puedes permitirte recibir un salario, la cantidad y la frecuencia de los pagos pueden verse afectadas por las ganancias y los gastos del negocio.

Considera a tu familia

Puede haber una gran diferencia entre trabajar como empleado para otra persona y dirigir tu propio negocio. Es posible que sientas que necesitsa dedicar la mayor cantidad de tiempo posible a trabajar en tu negocio. Si no tienes un horario establecido y no puedes permitirte tomar las vacaciones anuales, esto puede disminuir la cantidad y la calidad del tiempo que pasas con tu familia.

Evalúa tu personalidad

Si bien iniciar y administrar un negocio requiere muchas habilidades, también es útil evaluar tus atributos personales. ¿Como manejas la presion? ¿Tienes una actitud positiva? ¿Trabajas bien bajo estrés? ¿Disfrutas interactuar con otras personas? Responder estas preguntas puede ayudar a decidir si estás listo para iniciar un negocio.

Reflexiona sobre tus metas

Cuando diriges un negocio es posible que simplemente no tengas el tiempo o el dinero para alcanzar tus metas personales. Disfruta de unas vacaciones de ensueño, liquidar la hipoteca y pasar más tiempo con tus hijos y nietos son objetivos personales que quizás debas posponer mientras trabajas para lograr tus objetivos comerciales.

¿Cómo puedes salir?

Debes considerar tus estrategias de salida. Idealmente, tu negocio debe administrarse y mantenerse como si estuviera a la venta en todo momento. Al comenzar, debes planificar que tu negocio sea un activo vendible en caso de que desees salir o jubilarte. Aprende a salir de una empresa.

Publicidad