Desempleados se suman a la industria porno; así ha crecido la economía del entretenimiento para adultos

Una nueva generación de plataformas se abre camino en la venta de servicios por comisión
Imagen: Unsplash

Los cambios en las formas en que las personas se relacionan producto de la pandemia de covid-19 ha afectado a todos los sectores, incluida la industria porno.

El entretenimiento para adultos ha tenido cambios tras la pandemia del covid-19 y miles de personas, informa la sección de Economía y Negocios de Axios, se están sumado a la industria del porno en estos últimos meses como una forma de ganar dinero, en una economía global que expulsa trabajadores del mercado formal e informal por la pandemia.

Imagen: Unsplash

El modelo de negocio donde las productoras y distribuidoras de contenido para adultos comienzan a perder porciones de mercado a manos de individuos que venden su producción personalmente en las plataformas para adultos.

Surge una nueva forma de intimidad del espectador

También se está creando nuevas formas de intimidad entre el espectador y los artistas en línea, quienes buscan satisfacer las fantasías de un cliente que busca conectar con ellos a través de contenidos personalizados.

“La pornografía es gratis en Internet, nadie tiene que pagar para ver videos de sexo o desnudos”, dijo Evan Seinfeld, CEO de IsMyGirl. “Pero la gente pagará por tener una experiencia interactiva y sentirse reconocida y comprometida”, explica el sitio Rosario3.

Hay otras páginas de entretenimiento para adulto que han lanzado “citas de cocina” de pago entre los y las modelos con sus usuarios. Lo que equivale a una cena vía web con un actor u actriz, amateur o profesional, a cambio de dinero.

En todo el mundo el tráfico hacia estos sitios aumentó con relación a igual periodo anterior; lo mismo que las ganancias que obtienen como intermediarios entre productor de contenidos y consumidor, todo desde el comienzo de la cuarentena.

Hábitos de consumo de los usuarios

Pero no solo el tráfico aumenta, nuevos intereses aparecen relacionados con la pandemia. “Hasta la fecha, se han realizado más de 18 millones de búsquedas que contienen [la palabra] ‘Corona’, 1,4 millones ‘Covid’ y 11 millones ‘Cuarentena’. Se han subido más de 1.100 videos temáticos de Coronavirus a Pornhub, y muchos se han visto más de 1 millón de veces. ¡Los videos temáticos de cuarentena suman más de 9200!”, detalló Porhub en su blog.

Pero no solo los sitios exclusivos para adultos están explotando esta tendencia que profundizó la pandemia de Coronavirus. Axios cuenta que OnlyFans, una compañía con sede en el Reino Unido, creada en 2016, está aprovechando el momento. Su plataforma funciona como una cruza entre Instagram y una web “camgirl” para adultos con suscripción paga.

Monetizar contenidos de profesionales junto con amateurs

Otro caso es OnlyFans que se volvió relevante cuando permitió que personas de la industria para adultos y trabajadores sexuales creen y moneticen sus contenidos junto con personas del común. La empresa permite a los productores de contenido conservar 80% de los ingresos. En 2019 OnlyFans le dijo al New York Times que el 20% restante se reparten entre las tarifas de procesamiento de pago y la ganancia de la compañía que ronda el 12%.

En mayo OnlyFans informó que tiene más de 30 millones de usuarios registrados en todo el mundo y que repartió dividendos por 725 millones de dólares entre sus más de 450 mil creadores de contenido. Otra plataforma como Patreon, donde no se permite contenido para adultos, hizo saber que en las primeras semanas de marzo sumó 30 mil nuevos suscriptores que ofrecen servicios que van desde fitness hasta barberos. La mayoría trabajadores que se vieron afectados en forma total por las cuarentenas en el mundo.

Los sitios para adultos no poseen apps iOS o Android para descarga en los play store y tienen mayores dificultades para acceder a sistemas de pago como tarjetas de crédito o empresas fintech debido a la naturaleza de su negocio. Aquellas que aceptan vehiculizar sus transacciones financieras se aprovechan de la escasa oferta y les cobran tarifas más altas de lo habitual.

En el caso de los hombres y mujeres que producen contenidos para adultos, el producto que se compra y se vende son ellos y las exigencias estéticas de los clientes implican adoptar estilos de vida que las satisfagan.

El aumento de sitios de fanáticos para adultos ¿será una señal de que los problemas económicos derivados de la pandemia están impulsando a más personas a vender sus imágenes de desnudos para obtener un salario?, ¿esta es la nueva normalidad?

Imagen: Unsplash

Lo único seguro es que una nueva generación de la economía de estas plataformas se abre camino en la venta de servicios por comisión y el producto son las imágenes sexuales de personas.