¿Cómo puedo empezar a ahorrar para emprender mi negocio?

Te contamos cómo alcanzar este propósito
Fuente: Pixabay

Para emprender suele ser necesario contar con cierto capital que nos permita comenzar. Aunque a veces es posible apalancarnos con préstamos, a veces es mejor contar con liquidez para probar que nuestro emprendimiento es sólido (y con base en ello, podremos luego tener un crédito empresarial para crecer). Te damos consejos de ahorro.

1. Distingue necesidades de deseos

Hay que poner en orden nuestros hábitos de gasto, recortar los gastos no necesarios y destinar una parte de nuestros ingresos al ahorro. También puede ser útil revisar las suscripciones que tenemos (cable, streaming, gimnasio, etcétera), y cancelar las que no usamos. Haz la sumatoria, ese dinero por año es una cantidad considerable que podría ir a tu cuenta de ahorro.

Es indispensable que ordenes tus finanzas || Fuente: Pixabay

2. Lleva un presupuesto

Es necesario registrar cómo gastarás cada peso que llegue a tus manos, además de que ahora podrás monitorear los ahorros que vas a poner aparte a través de un presupuesto.

Si tienes deudas de tarjeta de crédito y tienes deudas de consumo, revisa si no están fuera de control y liquídalas si es el caso. Los intereses y cargos por mora drenan tus bolsillos.

También puede ser útil si en tu aplicación bancaria apartas un poco de tu dinero en un lugar fuera de tu alcance para no gastar tus ahorros. Igual puede ser útil invertirlo en opciones de bajo riesgo, como Financieras o Cetes. Esto te protegerá de la inflación, pues juntar dinero sin más te dejará desprotegido.

También puedes considerar invertir en la bolsa de valores para hacer que tu dinero rinda más con un portafolio diversificado que te ayude a alcanzar más rápido tus metas. Recuerda tener una cuenta de ahorro para emergencias que te proteja de la volatilidad.

No olvides que el dinero estacionado pierde valor debido a la inflación || Fuente: Oink Oink

3. Lleva un plan estratégico

Es importante saber cuáles son los problemas que atenderá tu empresa, para qué usarás el dinero, cuáles son las preferencias de tus potenciales clientes, qué mercancías debes comprar, si es necesaria maquinaria, si habrá que contratar personas y para qué funciones, qué tramites debes hacer para constituir tu empresa, etcétera. Esto es para tener propósitos concretos que puedas ver en cantidades de dinero necesarias para lograr tus propósitos y para qué fecha debe hacerse.

4. Evita la trampa de comprar un auto nuevo

No caigas en esta trampa: un auto es un bien de consumo para el corto plazo. El dinero que usas en este rubro puedes usarlo para ese negocio, que te dejará para comprar mejores autos en el futuro. SI es muy urgente, busca autos de segunda mano.

No olvides seguir Oink Oink para más actualizaciones y consejos para crear un fondo de ahorro que te permita cumplir con tus objetivos a corto, mediano y largo plazo.

Publicidad