¿Cuánto dinero necesitas para ser rico? Esto dicen los banqueros

Los banqueros sí tienen un criterio medianamente estandarizado para determinar cuándo alguien puede ser considerado rico
Imagen: Especial

Cuando hablamos de ser “ricos” pensamos como algo abstracto, como un momento a partir del cual puedes hacer ciertas cosas, tener ciertos hábitos o prácticas de consumo. Pero no como una cantidad exacta de dinero sobre la cual todas esas cosas que nos imaginamos que hacen las personas “ricas”, efectivamente pueden ser realizadas.

Pero a esta confusión, los banqueros sí tienen un criterio medianamente estandarizado para determinar cuándo alguien puede ser considerado rico: los 25 millones de dólares. ¿Por qué? porque para los banqueros privados hay una cierta cantidad de dinero que una persona puede invertir, y a partir de la cual logran captar la atención de un servicio más personalizado.

El rango de los 25 millones de dólares de fortuna les permite a los individuos considerados “ricos” tener activos invertidos con un valor de al menos 10 millones de dólares, sin arriesgar ni comprometer su estilo de vida. Pero no sólo eso, además, la cantidad de dinero que posee una persona también les ayuda a los banqueros privados a clasificar el tipo de servicios que cada cliente puede necesitar. En ese sentido, la idea básica es que los “ricos” necesitan o pueden acceder a ciertas clases de servicios que otro tipo de clientes no, aún y cuando estos últimos también tengan millones de dólares.

Por ejemplo, una familia muy acaudalada puede requerir una mayor diversificación de sus inversiones, lo que significa también una mayor diversificación de servicios por parte de sus asesores financieros y gestores de su riqueza. Pueden tener dinero en múltiples divisas y entonces requerir una gestión constante del flujo de efectivo, al mismo tiempo que la administración de yates y aviones, la compra de arte y un portafolio robusta de inversión, entre otros.

Hay otra razón por la que la vara de los 25 millones es importante para los banqueros privados para definir a las personas ricas. Este tipo de individuos se vuelven sujetos de inversiones muy exclusivas. Pasando los 5 millones de dólares en inversiones, a las personas ricas se les hacen ofertas privadas de inversión, independientemente de las ofertas públicas en las que participen.

De acuerdo con Bloomberg, esta barra para establecer la riqueza no ha sido así todo el tiempo. Es cambiante y se ha transformado drásticamente. Por ejemplo, en 1994, los 3 millones de dólares eran considerados como la línea que definía el ser rico.