¿Cuál es la diferencia entre un concesionario y una franquicia?

Si quieres poner un negocio, debes saber la diferencia entre concesionario y franquicia

Si estás considerando poner un negocio y no te gustaría empezar de cero, probablemente debas considerar acercarte a alguna firma comercial para solicitar que te eche una mano.

Las compañías suelen otorgar sus derechos de marca a otros con el fin de expandir su imagen y beneficiar a los empresarios que busquen comenzar su camino en el mercado que fuere.

Hay dos directrices posibles para ello: convertirse en un concesionario o en una franquicia de la propia marca. A continuación, definiremos este par de conceptos y te platicaremos acerca de las diferencias entre éstos.

La compañías suelen conceder sus derechos de marca a nuevas empresas | Fuente: Unsplash

Qué es un concesionario

Un concesionario es un establecimiento que ha recibido la concesión, valga la redundancia, del uso de una marca. Se genera un acuerdo entre dos empresas para el uso de la imagen comercial, pero se otorga total libertad para definir la política de compra, los precios y la gestión de los parámetros bajo los cuales opera el negocio.

Qué es una franquicia

Una franquicia es un lugar que cuenta con el permiso de una empresa para levantar un negocio que se apegue a las normas y directrices propias de una marca determinada.

Es decir que se recibe no solo el derecho por el uso de imagen de una marca, sino también se adquiere el modelo de operación propio de la misma. La franquicia no puede definir sus propias políticas, debe ceñirse a lo que dicte el franquiciatario.

Éstas son las diferencias entre un concesionario y una franquicia | Fuente: Unsplash

¿Qué opción debo elegir: concesionario o franquicia?

Para declinarte por una u otra opción debes tener claras cuáles son tus necesidades. Por ejemplo, si tienes el capital necesario para poner un negocio, pero no tienes claro cómo administrar el mismo, la mejor opción sería levantar una franquicia, puesto que los protocolos operativos te serán otorgados.

En cambio, si quieres operar con total independencia y tu modelo de negocio está bien definido. Debes pensar en buscar una concesión. Ésta te dará la opción de entrar al mercado con la imagen de alguna empresa líder en el sector que elijas, sin necesidad de apegarte a protocolos preestablecidos.

Si quieres más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

Publicidad