Cómo rentar un local en el Metro de CDMX

Te contamos cómo es el proceso y cuáles son los requisitos para rentar un local en el Metro
Así puedes rentar un local en el Metro de CDMX | Foto: Wikimedia Commons

Hay ciertas ubicaciones que pueden ofrecer garantías sobre el éxito de un negocio. Por ello, antes de poner un puesto o rentar un local, se debe estudiar el potencial comercial de la zona.

Las avenidas principales, los lugares turísticos, los aeropuertos, entre otros espacios, suelen ser buenas opciones. En este sentido, si hablamos de lugares muy transitados y con una gran afluencia de clientes potenciales, es inevitable mencionar las instalaciones del Metro de la CDMX.

¿Te has preguntado cómo rentar un local en el Metro? Hoy nos enfocaremos en esta cuestión y te hablaremos del proceso y los requisitos para poner tu negocio allí.

Poner un negocio en el Metro puede ser una buena opción | Foto: Wikimedia Commons

Requisitos para rentar un local en el Metro de CDMX

Pues bien, para solicitar un local en el Metro, los interesados deben acudir a la Subgerencia de Administración de Permisos Administrativos Temporales Revocables.

Una vez allí, deben presentar la siguiente documentación:

  • Solicitud por escrito dirigida a la Dirección General del Sistema de Transporte Colectivo
  • Plan de negocios
  • INE
  • Acta de nacimiento
  • RFC
  • Comprobante de domicilio
  • Declaración anual de impuestos del ejercicio fiscal inmediato anterior
  • Declaración parcial del ejercicio corriente
  • Reporte de Crédito Especial (que se puede obtener desde el sitio web de Buró de Crédito)
  • Opinión del cumplimiento de obligaciones fiscales en sentido positivo, artículo 32-D del Código Fiscal de la Federación (CFF)
  • Plano de ubicación del Local y/o Espacio Comercial solicitado.
  • Planos de diseño y de imagen del local o espacio comercial.

Así que, entre los requisitos indispensables destacan estar al corriente con el SAT, tener un buen historial crediticio y haber llevado a cabo un desarrollo minucioso de las actividades comerciales a realizar. De lo contrario, las solicitudes se rechazan de forma automática

Un requisito indispensable es haber presentado tu declaración anual al SAT | Foto: Pexels

Ahora bien, en caso de que la solicitud sea aprobada, debe iniciarse un segundo proceso. Entonces, debe presentarse lo siguiente:

  • Acuerdo CACEP (la autorización que se obtuvo en el trámite anterior)
  • Dictamen Valuatorio. Mismo que corre a cargo del solicitante y en el cual se establece el precio de renta del local
  • Firma del Permiso. Un acuerdo que debe llevar la firma expresa del solicitante y de las autoridades competentes.
  • Póliza de Seguro.  Los locales deben contar con un seguro de responsabilidad civil y daños a terceros. También corre a cargo del solicitante.

Finalmente, si se cumple con ambos procesos de manera satisfactoria, se otorga la autorización y el local puede comenzar a operar. 

Si quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO