Ventajas de consumir local que le harán bien a tu bolsillo

Consumir local tiene ventajas económicas, pero también sociales: generas empleos y refuerzas el tejido social

Consumir local era lo más habitual hace todavía 50 años; mientras que consumir un producto extranjero era algo incluso estrafalario. Y con la globalización, todo se invirtió. Pero hacer las compras a los productores y comerciantes locales no solamente es para hipsters, sino que tiene sus grandes ventajas económicas.

Hacer las compras en el supermercado es exponerse a las trampas de los mercadólogos, como ya te lo contamos. Y no tenemos nada en contra de las marcas globales, generan empleos, pero también deberías considerar las ventajas del consumo local.

Principales ventajas de consumir local

Los monopolios de supermercados provocan distorsiones en los precios | Fuente: Pixabay

  • Reactivas la economía de tu comunidad. Cuando el ahorro de una comunidad circula dentro de la comunidad, la actividad económica local se refuerza.
  • Es más sostenible. Financiera y ambientalmente, el consumo local refuerza la sostenibilidad económica. No se requiere de una logística larga y contaminante para llevar los alimentos y otro tipo de productos a tu hogar.
  • Cuidas tus bolsillos. Generalmente, los productores locales pueden ofrecer mejores precios, específicamente en las verduras y frutas de temporada. Haz cuentas, compara y elige, pues hay casos en los cuales sí te debes decidir por otras opciones.
  • Generas mayor competencia económica. Cuando fortaleces a los productores y comerciantes locales, evitas que las grandes cadenas de comercio establezcan prácticas monopólicas, como la de fijar precios más altos.
  • Comodidad. Los mercados locales están muy cerca y evitas hacer largas filas en el supermercado.
  • Refuerzas el tejido social. Cuando los productores y sus familias se fortalecen, también lo hace la sociedad en su conjunto. En cambio, cuando hay menos unidades productivas, aunque sean pequeñas, los niveles de pobreza, inseguridad y cohesión social se ven afectados negativamente.

En mercados locales hay muchos oferentes de un mismo producto. En el súper, no | Fuente: Unsplash

Además de todo esto, ayudas a que tus vecinos y miembros de la comunidad mantengan sus empleos bien remunerados, e incluso sus pequeñas empresas. Esto genera riqueza social de la que, al final, podrás beneficiarte. Recuerda que las pequeñas y medianas empresas son las que más generan empleo en el país y muchas de ellas son locales.

Sigue a Oink-Oink en redes sociales para más consejos de ahorro, inversión y finanzas personales.

 

Publicidad