Reino Unido advierte transición ‘accidentada’ a pesar de acuerdo tras Brexit

Estos serían inconvenientes y nuevos gastos para personas como para las empresas
(Imagen: pexels)

Las naciones de la Unión Europea han aprobado por unanimidad el acuerdo comercial posterior al Brexit con el Reino Unido, un requisito previo para que el acuerdo entre en vigor el día de Año Nuevo.

Primero vino el acuerdo comercial Brexit y ahora viene la burocracia y el meollo de la cuestión institucional.

(Imagen: Especial)

Cuatro días después de sellar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, el gobierno británico advirtió a las empresas que se preparen para las interrupciones y los “momentos difíciles” cuando las nuevas reglas entren en vigor el jueves por la noche.

Las empresas están luchando para digerir los detalles e implicaciones de la operación 1.240 páginas sellada por la UE y el Reino Unido en Navidad, justo una semana antes de la fecha límite de fin de año.

Mientras tanto, los embajadores de las 27 naciones de la UE dieron su aprobación unánime al acuerdo.

“Luz verde”, dijo el portavoz alemán Sebastian Fischer, cuyo país ocupa actualmente la presidencia de la UE.

Se esperaba la aprobación, ya que todos los líderes de la UE han acogido con satisfacción el acuerdo, que está diseñado para poner las relaciones posteriores al Brexit entre el bloque y el exmiembro Reino Unido sobre una base confiable.

Desconfianza con Gran Bretaña

Sin embargo, el acuerdo no ha eliminado la desconfianza que se infundió entre Gran Bretaña y sus vecinos durante meses de negociaciones conflictivas.

La presidencia francesa dijo en un comunicado que Francia permanecerá “desde el primer día muy alerta” sobre la implementación del acuerdo, especialmente para proteger a las empresas y pesquerías francesas “en caso de que el Reino Unido incumpla sus compromisos”.

El acuerdo necesita la aprobación del Parlamento británico, que está programado para votarlo el miércoles, y de la legislatura de la UE, que no se espera que tome el acuerdo durante semanas. Los líderes de los grupos políticos del Parlamento Europeo dijeron que no buscarían la aprobación total hasta marzo debido a las implicaciones específicas y de largo alcance del acuerdo. La abrumadora expectativa es que los legisladores de la UE aprueben el acuerdo.

El Reino Unido abandonó la UE hace casi un año, pero permaneció dentro del abrazo económico del bloque durante un período de transición que finaliza a la medianoche, hora de Bruselas, a las 11 pm en Londres, el 31 de diciembre.

El acuerdo, elaborado después de más de nueve meses de tensas negociaciones, garantizará que Gran Bretaña y el bloque de 27 naciones puedan continuar comerciando bienes sin aranceles ni cuotas. Eso debería ayudar a proteger los 660 mil millones de libras (894 mil millones de dólares) en el comercio anual entre las dos partes, y los cientos de miles de empleos que dependen de él.

Pero el fin de la membresía de Gran Bretaña en el vasto mercado único y la unión aduanera de la UE seguirá trayendo inconvenientes y nuevos gastos tanto para las personas como para las empresas, desde la necesidad de que los turistas tengan un seguro de viaje hasta los millones de nuevas declaraciones de aduana que las empresas tendrán que llenar.

El gobierno conservador del primer ministro británico Boris Johnson argumenta que cualquier interrupción a corto plazo del Brexit valdrá la pena, porque Reino Unido ahora será libre de establecer sus propias reglas y lograr nuevos acuerdos comerciales en todo el mundo.

Publicidad