Reformas del gobierno alimentan temor a caída en la inversión privada en México: Banco Mundial

El organismo apunta que la recuperación económica de México será lenta si no se cambia el enfoque hacia el sector privado
Fuente: Wikicommons

El Banco Mundial pronostica que la inversión privada en México será afectada significativamente si no se modifican las reformas propuestas por el Gobierno Federal en materia energética.

La organización apunta:

“La inversión privada en México puede verse significativamente afectada si no se modifican las reformas propuestas relacionadas con la participación del sector privado, particularmente en la industria energética. Así, la ya gradual recuperación de la inversión será más lenta si no se ajusta el enfoque hacia la participación del sector privado”

Fuente: Pixabay

Dentro del Informe semestral de la Región de América Latina y el Caribe del Banco Mundial, se indica que la recuperación de la economía mexicana depende de varios factores, a saber:

  • la velocidad de la vacunación
  • el crecimiento en Estados Unidos
  • La recuperación de los mercados laborales

El Banco Mundial estima que México podría crecer en 2021 un 4.5%. No obstante, el organismo indica que México deberá atender a los desafíos apremiantes desde antes de la crisis, que están impidiendo crear empleos. Estos son:

  • Acceso al financiamiento
  • Reducción de la carga regulatoria
  • Mejora de los servicios públicos
  • Facilitación al acceso al mercado laboral

Fuente: Pixabay

En el corto plazo, indican que la dinámica de la pandemia pesará sobre la demanda interna hasta que una gran parte de la población cuente con vacunas.

El Banco Mundial añade que aunque México fue el país latinoamericano que menos estímulos dio a su economía, pero no aumentó su deuda.

A su vez, la organización destaca que en materia energética, América Latina tiene incentivos como aire, sol y mar, que podrían hacer aún más rentables las energías renovables, abaratando la energía para las familias e industrias en la región.

Publicidad