¿Qué es el contrato de obra a precio alzado en México?

Si estás a punto de construir tu hogar toma en cuenta este tipo de contratos
Este contrato es poco conocido entre los mexicanos | Imagen: Especial

La construcción de viviendas en México es una actividad poco regulada, por ello el surgimiento de dudas referente a los trámites y permisos que se deben llevar a cabo. Por esta razón, te explicamos qué es el contrato de obra a precio alzado en México.

¿Qué es el contrato de obra a precio alzado?

En México, una de las formas más comunes de edificar una casa es a través de la autoconstrucción, el cual se caracteriza por ser una modalidad ‘rápida’ pero del cual carece de un análisis profundo sobre la distribución de espacios, el presupuesto y calidad de materiales.

Permite que un contratista se encargue de construir nuestra vivienda | Imagen: Especial

Por ello, una manera de evitar estos problemas es solicitar los servicios de un contratista o constructora inmobiliaria para que lleve a cabo la edificación de tu hogar. De ahí nace el concepto de los contratos de obra a precio alzado que en esencia evitan que el cliente realice la construcción cuando no tiene conocimientos del tema.

Este tipo de contrato que se regula en el artículo 2616 del Código Civil Federal,  tiene la finalidad de pactar con una constructora o contratista un precio ‘fijo’ para la construcción de una vivienda, donde ya se englobe el costo de los materiales, mano de obra y todos los aditamentos que necesita una casa para ser habitada.

Delegas el trabajo a especialistas de la construcción | Imagen: Especial

De este modo, como cliente sólo debes de preocuparte en pagar la vivienda al finalizar la obra, pues el contratista se compromete en entregarte una casa terminada sin ningún costo extra, a menos que se pacte previamente en el contrato.

Entre los beneficios de este tipo de contratos se encuentra que dejas la tarea a especialistas en la materia, no debes de comprar el material por que ellos se encargan, la constructora asume el riesgo durante y después de entregar el inmueble de acuerdo a la garantía que se establezca, así como el pago de trabajadores o planos que requiera la vivienda

Es un contrato regulado por el Código Civil Federal | Imagen: Especial

Además, en caso de necesitar el acceso a la vivienda, puedes habitarla y pagar la parte correspondiente de la obra, así como no permitir que el contratista solicite a terceros la construcción de la vivienda.

Finalmente, aunque este tipo de construcción tenga un precio inicial ‘mayor’ comparado con la autoconstrucción, garantizas que la vivienda esté bien distribuida por que se realizan diversos análisis técnicos, así como aumentar la plusvalía del inmueble en caso de venderlo.

Si quieres más información y consejos en la compra de viviendas, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

ANUNCIO