¿Por qué son difíciles de resolver los problemas ambientales del Bitcoin?

Te explicamos las implicaciones de la minería de BTC con el medio ambiente
Fuente: Pixabay

Una de las críticas más comunes al Bitcoin es que la minería de la criptomoneda requiere grandes cantidades de energía para operar. Te contamos los detalles.

El Centro para Finanzas Alternativas de Cambridge estima que el consumo energético de la minería de Bitcoin haya pasado de 6.6 Terawatt/horas en 2017 a 138 Terawatt/horas a inicios de 2022, más que un país como Noruega. A su vez, Digiconomist calcula las emisiones de carbón del Bitcoin en 114 millones de toneladas de dióxido de carbono, equiparables a las de Bélgica.

Fuente: Pixabay

La minería consiste en el uso de potentes computadoras que resuelven complejas operaciones matemáticas, compitiendo entre sí para validar las transacciones del Blockchain, que además reciben como pago una porción de Bitcoin. Esto consume importantes cantidades de energía. Otro tema relacionado es que los mineros están invirtiendo en renovar sus equipos para mantener su competitividad, lo que es otro factor de desgaste ambiental.

El uso de fuentes renovables de energía para minar se vuelve importante. Por ejemplo, la prohibición de China para minar, usar y comerciar criptomonedas borró una parte importante de la minería basada en la energía hidroeléctrica. En consecuencia, los mineros chinos reaparecieron en países como Kazajstán, donde aún dominan las tecnologías fósiles.

Hay lugares, como Texas, que atraen a los mineros debido a la potencia bajos precios de la energía eólica, pero también hay países que están limitando la minería. Por ejemplo, Kazajstán limitó esta actividad ante los constantes apagones. Las autoridades financieras de países como Suecia han pedido a la Unión Europea la prohibición total de las criptomonedas basadas en la minería, como Bitcoin o Ether. Esta propuesta ya fue eliminada del acta para regular el mercado en la región.

Fuente: Pixabay

Estas preocupaciones golpearon al precio de Bitcoin en mayo, cuando Elon Musk, tras invertir 1.5 mil millones de dólares en la criptomoneda durante febrero, declaró que Tesla ya no aceptaría pagos en BTC ante los daños medioambientales.

Al ser un Blockchain tan importante y diseñado para no admitir más cambios en su diseño debido a su descentralización, Bitcoin no puede plantear soluciones en este momento al problema. Por ello, hay altcoins basadas en otros protocolos, como el Proof-of-Stake, como en Solana y Cardano, que ofrecen mayor velocidad de transacciones y un menor consumo energético.

Te invitamos a seguir los canales oficiales de Oink Oink.

ANUNCIO