¿Por qué los empresarios y comerciantes no son responsables del alza de precios?

El tendero o el supermercado no son culpables, te contamos porqué los precios subieron
Fuente: Pixabay

Muchas personas tienen la opinión de que para sobrellevar la crisis actual, los empresarios y comerciantes deberían bajar sus precios. Sin embargo, hay una razón por la cual ellos no son responsables de esta alza: la inflación. Te contamos a qué se debe y porqué ellos también la pasan mal.

La inflación generalmente es definida como un aumento generalizado de precios. Sin embargo, esta postura es más bien inexacta, porque no explica a qué se debe esta alza. En los hechos, la inflación aumenta porque aumentó la cantidad de dinero en circulación.

El aumento en la oferta monetaria es origen de la inflación || Fuente: oink Oink

Te preguntarás, ¿cómo es esto posible? En las sociedades modernas, el órgano encargado de la emisión monetaria son los Bancos Centrales. Ellos pueden aumentar la cantidad de dinero en circulación emitiendo más billetes, comprando bonos o bajando la tasa de interés de referencia. Ojo, en México sólo tienen la facultad legal de usar la tasa de interés, pero la Reserva Federal estadounidense, por ejemplo, sí ha usado las otras tres herramientas en conjunto.

El año pasado, la mayoría de los bancos centrales del mundo aumentaron la oferta monetaria, porque las teorías económicas dominantes dicen que cuando se cae la demanda (como en una crisis como la del Covid-19), hay que ‘estimularla’, haciendo que haya más dinero. Como hay más dinero, se tiene la ilusión de que es posible gastar más en el corto plazo. Y como se demanda más, piensan, las empresas crearán nuevas líneas productivas tomando créditos baratos, haciendo que se reactive el empleo y que sus valuaciones vayan al alza. Históricamente, este tipo de intervención en las tasas de interés ha creado dolorosas crisis, como las de 1929 o la de 2008; pero ese es otro tema.

Los bancos centrales son quienes controlan la política monetaria || Fuente: Pixabay

Sin embargo, lo que no se ve, es que conforme va entrando el nuevo dinero a la economía, los precios van subiendo silenciosamente, y llegan a hacerlo de forma violenta si se suman otros factores, como los cierres y cuarentenas, que en los hechos, crean perturbaciones en la oferta de productos, tal que ahora es más costoso enviarlos y producirlos. A este escenario particular se le ha denominado como una crisis en la cadena de suministros. Así, tenemos menos productos disponibles, y un exceso de dinero. Por esta razón, los precios suben de esa manera tan desproporcionada en el mundo.

En este sentido, los empresarios y comerciantes a los que tú es compras no están aislados, y también les afecta el alza de precios. La tiendita de la esquina, el supermercado, o esa cadena de electrónicos, requiere de fábricas y productores que a su vez luchan por encontrar productos en el mercado, y que a su vez han subido de precio. Como los precios de las materias primas han ido al alza, también suben los precios de los productos que tú compras.

Los cierres y cuarentenas, más la política monetaria laxa están creando perturbaciones en la oferta || Fuente: Pixabay

¿Podrían recortar sus márgenes? Posiblemente, pero también cabe la posibilidad de que operen con pérdidas. Usualmente, la competencia es ese mecanismo que nos permite buscar y comparar calidades y precios. La inflación no es una cuestión de voluntad: si un empresario vende en pérdida, va a verse afectado. Y el problema es que no tienen mucho espacio para recortar; si fuera así, ya tendría la competencia ofertas mucho menores a las actuales.

A los empresarios no les gusta la inflación: en escenarios así, algunos sectores, como los de lujo, reducen sus ventas, mientras que los que venden los productos que debes comprar forzosamente (energía, comida, etc), podrían ver que ahora consumes menos, por lo que venden menos. Así, también pueden tomar la decisión de vender presentaciones más pequeñas de algunos productos, mientras disimulan ese aumento en los precios.

No es tu imaginación: los precios sí han subido || Fuente: Pixabay

En este sentido, la inflación actual no responde a que los vecinos a los que antes decías que había que comprarles en nombre de la economía local se hayan vuelto avariciosos. El alza de precios responde a la política monetaria y de cierres y cuarentenas impuesta el año pasado, que está cobrando factura este 2021 en forma de una espiral de inflación.

Te invitamos a seguir Oink Oink para más actualizaciones.

ANUNCIO