ANUNCIO

¿No ahorras para el retiro? México podría ser un país de ancianos pobres

Esto no es una nota de cómo ahorrar para el retiro, sino del sombrío futuro que nos espera sin jóvenes ni crecimiento económico
¿No ahorras para el retiro? México podría ser un país de ancianos pobres
Hacer aportaciones voluntarias incrementan tu pensión | Imagen: Pixabay

Ahorrar para el retiro es imperativo desde la reforma al sistema de pensiones de 1997. Esto implica, que a diferencia de tus abuelos o incluso padres, si eres joven, cuando envejezcas y quieras dejar de trabajar, vas a depender únicamente de lo que haya ahorrado en tu Afore, más el interés compuesto. Esto no es una nota de cómo ahorrar, sino del sombrío futuro que le espera a México si los jóvenes no ahorramos, pues terminaremos siendo ancianos pobres.

México es un país que envejece

De acuerdo con el censo 2020 de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México hay más de 15 millones de personas de 65 años o más, lo que representa un 8.19% de la población. Sin embargo, se calcula que para 2050 este sector se mantenga aumentando hasta ser del 20% de la población.

¿No ahorras para el retiro? México podría ser un país de ancianos pobres

Imagen: Pixabay

Y podemos decir muchas cosas, pero lo cierto es que nuestra generación, en promedio, vive mejor que nuestros padres y abuelos, pues tenemos acceso a más servicios básicos de calidad, como agua potable, la infraestructura urbana ha mejorado, además de los evidentes avances de la tecnología. Por otro lado, quedan los problemas ambientales, de movilidad, o de inseguridad, pero en general los jóvenes vivimos mejor.

Por otro lado, el censo del Inegi nos dice que las familias están teniendo cada vez menos bebés, pues la tasa de fecundidad pasó de 2.3 bebés por cada mujer mayor de 12 años en 2010, a 2.1 en 2020. Asimismo, los individuos menores de 15 años o menos representan un 25.6% de la población. Por otro lado, ha aumentado la esperanza de vida a 75 años.

Todos estos datos nos dicen que la población mexicana está envejeciendo, tal que en 2020 la edad promedio de la población fue de 29 años. Sin embargo, en 2050 podría llegar a ser de 39 años.

¿No ahorras para el retiro? México podría ser un país de ancianos pobres

Imagen: Pixabay

México pierde su bono demográfico

Todos estos datos nos hablan de una sociedad que está perdiendo su bono demográfico, es decir, la gente joven que está incorporada a la Población Económicamente Activa. Este proceso lo vive Europa o Canadá, y es la razón por la cual piden trabajadores mexicanos, pues nosotros somos una población más joven. Esto supone que dentro de pocos años empiece a haber menos personas en edad laboral como porcentaje de quienes no lo están, es decir, menores de 15 años y mayores de 65 años, además con un menor crecimiento económico.

Nuestro país ya desperdició durante dos décadas su bono demográfico, debido a que históricamente hemos tenido un bajo crecimiento económico, traducido en una baja creación de empleos, que son de baja calidad, pues una parte importante de la economía está en la informalidad. A la postre, durante el gobierno de López Obrador se rompió la tendencia de incorporar trabajo formal a la economía y va creciendo la informalidad. Además, la calidad del sistema educativo no ha mejorado, razón por la cual la ventana de oportunidad se pierde y la gente tiene menos oportunidades.

¿No ahorras para el retiro? México podría ser un país de ancianos pobres

Imagen: Pixabay

Estas son las razones por las que México tendría ancianos pobres

En este sentido, las instituciones que México necesita para crecer, como el respeto a los derechos de propiedad, la garantía al cumplimiento de los contratos, además de la certeza jurídica, que son elementos necesarios para atraer inversión a nuestro país (que es la forma de generar empleos de calidad), no están siendo respetadas durante el gobierno actual (aunque es un problema arrastrado de antes), sino que están siendo erosionadas, y nada bueno puede esperar el futuro.

Aunado a la administración actual y la crisis sanitaria, podríamos enfrentar una década perdida. Es decir, una década para recuperar el crecimiento acumulado con anterioridad, que es muy costoso, porque para el país son 10 años, pero para una vida humana es demasiado.

Además, como los empleos que se están generando no son formales, pues hay una alta carga regulatoria sobre emprendedores y empresarios, hay menos posibilidades de tener estas condiciones para pensiones dignas.

Por otro lado, la falta de ahorro voluntario, frente a un irrefrenable envejecimiento poblacional, además de la falta de crecimiento económico habrán supuesto que se perdió el bono demográfico de nuestro país, que llevará a que seamos un país lleno de personas ancianas en condición de pobreza. Esa es la diferencia que tendríamos con Europa o Canadá: que allá construyeron capital y la gente puede envejecer con más tranquilidad.

*El autor de esta nota hizo los cálculos porcentuales con base en el Censo 2020, pero reconoce que podría haber fallos.

ANUNCIO