México amaga represalias contra Estados Unidos si aprueba subsidios a autos eléctricos

Te explicamos las implicaciones de esta decisión y porqué le afecta a México
Fuente: pixabay

El gobierno de México anunció que alista represalias en caso de que el Congreso estadounidense vote el 13 de diciembre una iniciativa del presidente Joe Biden, en la que se incluyen créditos fiscales para vehículos eléctricos.

El gobierno mexicano considera que estos estímulos violarían los compromisos internacionales de Estados Unidos, al condicionar compras de vehículos construidos en ese país y con autopartes nacionales.

La iniciativa, incluida en el plan Build Back Better, indica que el crédito fiscal para vehículos eléctricos reduciría el costo de un vehículo eléctrico fabricado en Estados Unidos, con materiales estadounidenses y mano de obra sindical en 12 mil 500 dólares para una familia de clase media.

Tatiana Clouthier considera que el gobierno mexicano debe imponer sanciones comerciales || Fuente: Gobierno Federal

Tatiana Clouthier, titular de la Secretaría de Economía, considera que México debe tomar represalias comerciales a fin de defender la industria automotriz del país. Añade que el gobierno de México evalúa represalias, pues no es la primera vez que se anuncian medidas de esta naturaleza. Ademas, considera que estos condicionamientos de incentivos fiscales están prohibidos por la Organización Mundial de Comercio, por lo que México trabaja con sus aliados contra esta disposición.

 ¿Qué implica este anuncio?

Los autos eléctricos se suman a una transición eléctrica en la que no solo se busca fabricar autos de bajas emisiones o sin emisiones, sino que sean fabricados de la forma más ecológica posible.

Los autos eléctricos deben producirse también con energía limpia || Fuente: pixabay

El especialista en temas energéticos Víctor Ramírez Cabrera explica que este proceso de producción es posible con energías limpias. Sin embargo, la reforma eléctrica del gobierno Federal supone que ya no haya certificados de energía limpia, que los generadores privados de electricidad ya no puedan firmar contratos con particulares para venderles energías limpias, y que convirtiendo a la Comisión Federal de Electricidad en la empresa dominante (54% de participación), habría una mayor circulación de energía sucia proveniente de termoeléctricas y carboeléctricas.

En este sentido, añade, las armadoras de autos mexicanos no podrían cumplir con sus obligaciones de energía limpia, mientras que el costo de la energía eléctrica también aumentaría al preferir las fuentes de energía de la CFE. De este modo, para el especialista, amagar con sanciones comerciales no le beneficia a México, porque su estructura energética no es atractiva, mientras que Estados Unidos está creando incentivos para atraer fabricación de autos en su país.

No olvides seguir los canales oficiales de Oink Oink para más novedades.

ANUNCIO