¿Estás en la lista negra del SAT? Estas son las consecuencias

Estar en la lista negra del SAT puede acarrear desde multas hasta la paralización de tus actividades económicas

¿Estás en la lista negra del SAT? Si es así, debes arreglar rápidamente la situación y evitar consecuencias muy negativas. Aquí te diremos cuáles son las listas negras del SAT y por qué debes estar atento y aclarar cualquier aclaración referente a tu persona o empresa.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) puede presumir la inexistencia de operaciones declaradas por los contribuyentes, por ser potencialmente simuladas. El SAT notificará a los contribuyentes que se encuentren en esta situación, con la publicación de una lista.

La notificación será a través del Buzón tributario del contribuyente, el portal de internet del SAT o el Diario Oficial de la Federación. Esta notificación sirve para que el contribuyente señalado pueda defender su situación conforme a derecho. Es decir, es una oportunidad para demostrarle a la autoridad que su presunción está errada. Así que si te llega una notificación, actúa de inmediato y defiende tus derechos.

Consecuencias de permanecer en la lista negra del SAT

Contrata a un profesional en temas fiscales si apareces en la lista negra del SAT | Fuente: Pexels

  • Si no puedes desvirtuar los hechos que se te imputan, el SAT publicará la lista negra definitiva de contribuyentes que se considera realizaron operaciones inexistentes.
  • La autoridad no tomará en cuenta los efectos fiscales de los comprobantes que emitieron dichos contribuyentes. Es decir, si alguien emitió una factura por un servicio que no se prestó, entonces, esta quedará sin efectos fiscales.
  • Los clientes o proveedores pueden decidir no hacer negocios contigo o tu empresa.
  • Ninguna dependencia, de ninguno de los niveles del gobierno, podrá hacer negocios con las empresas que aparecen en la lista negra.
  • Continuarán llegando los requerimientos y las multas.
  • Se cancelan sellos fiscales y las empresas que estén en la lista negra ya no podrán facturar. Por lo tanto, sus actividades estarán detenidas.

Si es tu caso o no quieres caer en la lista negra del SAT, busca a un profesional que te oriente. Él te guiará a través de las buenas prácticas fiscales, para evitar caer en algún mal uso de los comprobantes fiscales. Revisa periódicamente las notificaciones del buzón tributario, para estar a tiempo de aclarar cualquier situación que te pueda llevar a la lista negra. Muchas veces se tratan de errores.

Sigue a Oink-Oink para más consejos sobre inversión, impuestos, ahorro y finanzas personales.

 

Publicidad