Las matemáticas detrás de la rifa del avión presidencial

Se vendió el equivalente el 64.4% del total de boletos emitidos
Imagen: Gobierno Federal

El poder ejecutivo nos dijo que el avión presidencial se rifaría. Luego, el sorteo no pudo hacerse porque la legislación sobre la lotería nacional impide rifar premios en especie. De este modo, llegamos al 15 de septiembre, día de la rifa equivalente al valor del avión presidencial. Estos son los números detrás del evento, de acuerdo con Raúl Rojas, científico de la Universidad Libre de Berlín.

Ventas

  • De seis millones de boletos, se vendieron 3 millones 865 mil 800.
  • Un millón de ellos se entregó al Insabi
  • Por ello, las ventas equivalen al 64.4% del total de boletos emitidos.
  • Esto implica haber recaudado mil 933 millones de pesos, siendo que el precio del boleto fueron 500 pesos.
  • Los 100 premios de 20 millones dan 2 mil millones.
  • Los gastos por comisiones equivalen al 10%.
  • Por tanto, la rifa recaudó menos de lo que entregó en premios: su diferencia neta fue de 206 millones de pesos.

Imagen: Gobierno Federal

Boletos no vendidos

  • Representaron 35.6% del total
  • 37 de 100 premios fueron de boletos no comprados.
  • Se trató de 24 boletos no vendidos y 13 asignados al Insabi
  • El valor de los 37 premios convierte la pérdida por 206 millones de pesos en ganancias por 534 millones de pesos. Esto es menos del 20% del presunto valor del avión presidencial (porque no cuesta 3 mil millones de pesos).

Los boletos comprados por gente común

  • Sabemos que el 64.4% de los boletos se vendió.
  • De estos, entre empresarios y cabezas de los sindicatos se compró el 50%
  • Por ello, la población general adquirió el 14.4% de los boletos, y entre ellos, nadie obtuvo algún premio

Mientras tanto, aún no hay comprador para el avión presidencial, por lo menos que sepamos de manera oficial y no sólo de boca del presidente.