Incrementa 2.4% valor de la producción de la construcción en junio: Inegi

Es el primer resultado positivo en 19 meses de este gobierno, que no logra recuperar los ya deteriorados niveles anteriores a la crisis
Imagen: Unsplash

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)  publicó los resultados de su Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC), y arroja que el valor de producción generado por empresas de la construcción, es decir, descontando la autoconstrucción en empresas y hogares, aumentó 2.4% en términos reales de mayo a junio.

Este dato contrasta con la caída que sufrió el sector de la construcción en abril de 2020, cuando este sector se hundió hasta en un (-)19% en relación con mayo, por lo cual se empieza a notar la recuperación, pero aún no se reestablecen los niveles anteriores al Covid-19. De acuerdo con Julio Santaella, titular del Inegi:

luego del desplome de (-)22.5% m/m en abril 2020 y (-)6.1% en mayo, meses de confinamiento, en junio el valor de producción de empresas constructoras se recuperó parcialmente al subir 2.4%; en términos anuales todavía quedaron (-)32.3% por debajo de su nivel de junio 2019.

Imagen: Unsplash

Además, el personal ocupado total aumentó un 1.1%. En contraste, este personal disminuyó un (-)10.2% en abril de 2020, así como (-)4.6% en mayo, que fueron meses que se permaneció en confinamiento. En perspectiva anual junio 2019 contra junio de 2020, hay una reducción de (-)21.3% por debajo. Es decir, en este lapso, se perdió una quinta parte de los empleos en la construcción.

Las horas trabajadas por el personal de empresas constructoras fueron superiores en 6.4%. Empero, en perspectiva anual, quedan debajo en (-)22.2% contra junio de 2019.

No obstante, en una perspectiva más amplia, es importante recalcar que antes de este dato, julio de 2018 fue la última vez que esta industria se mantuvo en tasa positiva, y que a desde entonces y hasta hoy, venía disminuyendo.

De este modo, en los 19 meses de este gobierno (medidos por el Inegi), se registró apenas un resultado positivo, que no logra recuperar los ya deteriorados niveles de producción anteriores a la crisis, y esto marca un hito, pues desde 1994 no teníamos tantos meses consecutivos con variaciones negativas en la construcción.