Gobernador de Baja California propone expropiar Club Campestre de Tijuana

Jaime Bonilla opina que este club no aporta beneficios a la comunidad y debe ser expropiado
Imagen: Especial

Jaime Bonilla Valdez, gobernador de Baja California, propuso expropiar el Club Campestre de Tijuana, con el fin de convertir el campo de golf en un parque público.

A través de Facebook, Bonilla Valdez realizó una encuesta digital durante su transmisión diaria, en la que pidió la opinión de su audiencia para convertir el club de golf en un espacio abierto a los ciudadanos. En este ejercicio, 70% de los participantes estuvieron a favor, aunque esta encuesta claramente no es vinculante. Bonilla ordenó desde el lunes analizar e investigar si existen las condiciones para realizar el trámite legal. Así, indicó:

“No nos queda de otra que ver la manera de expropiar y le acabo de dar instrucciones al señor secretario de gobierno, Amador Rodríguez Lozano, de que analice la situación perfectamente para ver el camino que vamos a seguir”

Imagen: Especial

El gobernador argumenta que el Club Campestre no tiene beneficio social alguno, además de que tiene faltas como no pagar predial o no cumplir con el pago del agua. A su vez, acusa al Club de excluir al resto de la población, pues solo da acceso a los miembros, que son alrededor de 200 y sus familias.

Por lo pronto, esta acción solo socava aún más la situación de los derechos de propiedad en nuestro país, condición esencial para que los inversores y empresarios tengan la confianza de apostar por México (si hay la posibilidad de que el gobierno se quede con lo poseído, hay menos voluntad de invertir), generando nuevos trabajos.

De este modo, mientras que las 200 familias que entran al Club pagan una cuota por mantener este establecimiento (que es muy caro de mantener en medio del clima de esa región), la medida del gobernador trasladaría los costos a los contribuyentes de Baja California, a no ser que ese mantenimiento se pierda y el lugar se transforme en un desierto.

Publicidad