Gentrificación: ¿es malo que extranjeros vivan en México pero ganen en dólares?

La Condesa-Roma no son los únicos, Oaxaca atraviesa un boom de extranjeros
La gentrificación es un problema que debe estudiarse | Fuente: La Jornada

Un fenómeno ‘reciente’ por el que la Ciudad de México y entidades como Oaxaca atraviesan hoy en día es la ‘gentrificación’, la cual acusan es causada por extranjeros y nómadas digitales que ocasionan un incremento de los precios en diversos bienes y servicios, pero ¿los extranjeros tienen la culpa?.

¿Es malo que extranjeros vivan en México y ganan en dólares?

Dar una respuesta no es sencillo, pues existen muchos factores que se deben tomar en cuenta para ‘calificar’ si es bueno o no que extranjeros lleguen a vivir a México para gastar sus ‘dólares’ en la economía local.

Los afectados son los habitantes originarios | Fuente: Especial

Por un lado, el sector de servicios puede agradecer la llegada de extranjeros a su localidad, ya que al tener un poder adquisitivo superior ofrecen productos y servicios a un precio más alto, además de crear espacios que brinden un experiencia y estilo vanguardista con el fin de atraer a clientes de otras nacionalidades.

Sumado a ‘beneficios’ colaterales esto conlleva, como el rehabilitar espacios públicos, andadores, parques, deportivos, mejorar el alumbramiento y exigir al gobierno local que mejore los servicios de agua, recolección de basura y seguridad, con el fin de no ‘ahuyentar’ a los extranjeros que están dispuestos a caminar por estos sitios.

Extranjeros prefieren trabajar desde México

Sin embargo, lo que podría considerarse en una derrama económica por turismo puede traer consecuencias negativas a mediano plazo, cuando extranjeros deciden establecerse en las ciudades que les brindan productos a un precio bajo comparado con los sueldos que reciben.

Pone en desventaja a los habitantes que ganan el mínimo | Fuente: Especial

Pero, este fenómeno no es algo nuevo, de acuerdo a datos del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), hasta 2018 se contabilizaba un millón 74 mil extranjeros que radican en México, los cuales se distribuyen en 74.4% estadounidenses, 2.6% colombianos, 2.3% venezolanos, 1.4% canadienses, entre otras nacionalidades.

Esto sin contabilizar a los extranjeros que viven con estatus temporal, razón por el que en redes sociales se ha desatado una discusión a favor y en contra de ellos, pues acusan de aprovecharse de su estancia de turista para trabajar desde el lugar donde habitan y gastar su sueldo en dólares, agudizando la gentrificación el colonias como Condesa y Roma en la Ciudad de México.

Oaxaca claro ejemplo de gentrificación

Este problema que atañe a algunos capitalinos del cual ‘apenas’ se dan cuenta, lleva décadas sucediendo en otras entidades como Oaxaca, donde el INEGI reporta que en 20 años (2000-2020), la presencia de extranjeros pasó de 4 mil 500 a más de 22 mil 600 nuevos habitantes, del que predomina la nacionalidad estadounidense.

Es más costoso vivir en zonas gentrificadas | Fuente: Especial

Por ello, los habitantes originarios señalan que se encuentran en desventaja con la nueva oleada de extranjeros, pues aprovechan su estancia laboral para no pagar los impuestos correspondientes a sus salarios.

Pero a todo esto, no se debe perder que vista que la gentrificación no está condicionada a una nacionalidad, pues los mismos mexicanos han ocasionado esta situación en la Ciudad de México, claro ejemplo es Santa Fe, donde de la mano de desarrolladoras inmobiliarias, actores políticos y empresarios dividieron la localidad, una destinada a corporativos y zonas residenciales de lujo, que contrasta a el pueblo que lleva el mismo nombre.

Se deben aplicar regulaciones de desarrollo y fiscales | Fuente: Especial

A todo esto, sólo deja en evidencia que la gentrificación es un fenómeno que debe atenderse con políticas públicas eficientes para no dejar en desventaja a los habitantes originarios. Pues desde su primera definición en 1964, por parte de la socióloga británica Ruth Glass, ciudades en México y latinoamérica se verán verán afectados, lo que ocasionará más conflictos que puedan escalar a la xenofobia y clasismo, cuando el problema real no son los extranjeros, sino la falta de regulación y plan de desarrollo eficiente por parte de los gobiernos.

Si quieres más información sobre la situación económica del país, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-O.

ANUNCIO