Así planea Francia mantener con vida a las empresas y empleos por el Covid-19

Se destinará 100 mil millones de euros en dos años para la modernización de la economía
Imagen: pixabay

Debido a la pandemia de coronavirus que azota all mundo, el Gobierno francés presentó su presupuesto para 2021 centrado en la recuperación gracias a su plan en dos años para modernizar la economía, mediante nuevas inyecciones de fondos para mantener en vida las empresas y empleos más afectados por la crisis sanitaria con más gasto público.

Lee también: Francia quiere desarrollar un euro digital

“Es un presupuesto de relanzamiento”, dijo el ministro de Economía, Bruno Le Maire, ya que el gasto público continuará progresando, aunque a un ritmo mucho más moderado del 0.4% después del tirón del 6.7 % en 2020 que ha sido necesario para hacer frente a las urgencias de la crisis del coronavirus, reporta Forbes.

Imagen: Especial

Esa nueva subida en 2021 se explica por las partidas del plan de recuperación presentado a comienzos de mes, al que se dedicarán 100 mil millones de euros en dos años para la descarbonización y la modernización de la economía.

De esos 100 mil millones, Le Maire precisó que 10 mil millones tendrán que estar consumidos a finales de este año y 42 mil al terminar 2021 para impulsar la demanda y contribuir a una rápida recuperación.

Reducir la deuda

La consecuencia de todo eso es que el déficit público, que en 2020 se va a disparar hasta el 10.2% del producto interior bruto (PIB) tras el 3% en 2019, se reducirá solo hasta el 6.7 % en 2021.

El 3% que se había fijado en el Pacto de Estabilidad europeo queda pospuesto al menos hasta 2025.

Francia asegura que no abandonará a nadie

En las prioridades del Gobierno francés se afirma que “el Estado no abandonará a nadie” afectado por las consecuencias económicas de la pandemia.

El Gobierno ha negociado con los bancos posibles prolongaciones para un plazo de hasta seis años de los préstamos garantizados por el Estado para las empresas en dificultades (120 mil millones de euros aproximadamente), con tipos de interés de entre 1 y 2.5 %.

De acuerdo con las proyecciones del Gobierno, Francia sufrirá este año una recesión del 10 % a la que sucederá un crecimiento del 8% en 2021, de forma que a finales del ejercicio el nivel de actividad será todavía 2.7% inferior al de 2019, aunque se debería recuperar en 2022.

 

La deuda pública, que se va a disparar hasta 117.5% del PIB a finales de este ejercicio (frente al 98.1% un año antes), debería disminuir muy ligeramente en 2021 hasta el 116.2%.