Te explicamos qué es el impuesto rosa o pink tax

Consiste en un aumento en el precio de productos dirigidos al sector femenino
Imagen: Unsplash

¿Alguna vez te has fijado que los productos dirigidos a mujeres suelen ser más caros aunque sean para el mismo uso que el de los hombres? Esto tiene una explicación y se llama impuesto rosa o pink tax; aquí te explicamos qué es y cómo lo puedes evitar. 

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), el impuesto rosa o pink tax consiste en un aumento en el precio de productos dirigidos al sector femenino, a diferencia de los artículos para hombres. 

Por su parte, el Congreso Nacional de Chile explica que el pink tax no se debe entender como un impuesto, más bien se trata de un sobreprecio aplicado por estrategias mercadológicas, resultado de la asociación entre la mujer y el hogar, lo que explica su mayor peso en las decisiones de compra. 

El Observatorio de Coyuntura Económica y Políticas Públicas (OCEPP) señala que las mujeres representan aproximadamente el 70% de las decisiones de compra a nivel mundial, por lo cual, las convierte en el sector más atractivo del mercado, lo que ocasiona que las estrategias de consumo sean dirigidas para ellas. 

Cabe mencionar que este impuesto se encuentra presente en productos como ropa, cuidado personal e higiene; además, la Profeco explica que este sobreprecio se debe a que las marcas invierten más dinero en la presentación de sus productos, empaque, diseño y publicidad. 

Imagen: Unsplash

El impuesto rosa no sólo se encuentra en productos de higiene personal, también es posible encontrarlo en el ámbito de los servicios y productos financieros, por ejemplo, en los seguros, ya que las aseguradoras aumentan el costo para las mujeres, pues consideran que la mujer suele vivir más años que los hombres y también son más propensas a padecer otras enfermedades. 

Ante este sobreprecio, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, recomienda a las mujeres tomar en cuenta lo siguiente: 

  • Comparar los precios de productos y servicios antes de contratarlos
  • Sustituir los artículos, que se puedan, por productos neutros, por ejemplo los rastrillos, jabones y más.
  • En caso de no poder sustituir los productos por la versión neutra, la Condusef recomienda probar con un marca más barata que ofrezca el mismo producto o uno similar.

Finalmente, es importante resaltar que estimaciones señalan que el impuesto rosa o pink tax aumenta casi tres veces el valor de algunos productos para las mujeres, comparados con los artículos para hombres, de hecho hay una discusión sobre el cobro de IVA a productos que las mujeres necesitan todos los meses como las toallas, tampones y copas menstruales.

Para saber más sobre menstruación visita el sitio Menstrualidad. 

Publicidad