Esto es lo que debes saber sobre los impuestos a plataformas digitales

El Senado aprobó la iniciativa de gravar, con el 16% del IVA, a las plataformas de servicios digitales
Imagen: Unsplash

Recientemente Netflix anunció que a partir del primero de junio su precio en nuestro país aumentará el 16%, este incremento se debe al cobro del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que aplicarán las autoridades mexicanas en los servicios digitales en el país.

A finales de 2019, el Senado de la República aprobó la iniciativa de gravar, con el 16% del IVA, a las plataformas de servicios y venta de productos digitales, como Netflix, Uber, Mercado Libre, entre otras; cabe mencionar que esta medida también se aplica al resto del comercio físico.

“Como fuera reportado a finales del 2019, el Gobierno mexicano está incorporando el IVA a servicios digitales como Netflix a partir del 1 de junio. En consecuencia, hemos empezado a notificar a nuestros usuarios que habrá un ajuste en nuestros precios. Los miembros verán este impuesto como un concepto separado en su factura a partir del 1 de junio”, afirmó un vocero de la plataforma al portal Expansión.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la economía digital tiene beneficios de precio y calidad para los consumidores, pero también es un área de oportunidad importante en materia recaudatoria.

Imagen: Unsplash

Cabe mencionar que antes de la aprobación de esta iniciativa, las aplicaciones digitales de transporte, servicios de streaming, servicios de descarga, películas, texto, información, video, audio, música, juegos, juegos de azar y otros contenidos multimedia que no residen en el país, es decir, que eran extranjeras, no pagaban impuestos.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, explicó, en su propuesta de Ley de Ingresos, que la razón por la estas aplicaciones digitales extranjeras que no pagaban impuestos que ya existen, es porque la estructura fiscal de México está asociada a bienes tangibles, es decir, que tienen domicilio fiscal en nuestro país, pero al no cobrarles el IVA generaba una competencia desleal con los proveedores nacionales que sí contribuyen con el Impuesto al Valor Agrado.

Finalmente, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señaló en 2017 que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) generado por el comercio electrónico fue equivalente al 4.6% del PIB.