¿Es legal que me obliguen a dejar propina bares y restaurantes?

Un cargo del cual todos sabemos y no cuestionamos
Dejar propina es opcional al público | Fuente: Especial

La propina es un tema que puede causar controversia entre las personas al momento de acudir a un hotel, restaurante o bar. Pues algunos mencionan cierto porcentaje que debe dejarse a quien nos atiende, mientras otros prefieren pasar por alto este cargo, pero ¿es legal que te obliguen a dejar propina?.

¿Es legal que te obliguen a dejar propina?

De acuerdo a la Ley Federal de la Protección al Consumidor, ningún restaurante, bar, hotel, cafetería o empresa de servicios puede obligarte a pagar un cargo extra a modo de propina, pues estos comercios deben aclarar los precios en el menú y en caso de hacer el cargo, puedes denunciar ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Las propinas son parte fundamental de los ingresos de los meseros | Fuente: Especial

Si bien, esta acción es algo cultural, la misma Profeco recomienda dejar entre el 10 al 15% de propina sobre el monto total de nuestro consumo, a modo de recompensar al personal que nos atiende aun cuando no es tu obligación.

Puntos a considerar para dejar propina

Recuerda que dejar propina queda a consideración de los comensales, sin embargo considera que la mayoría de las personas que trabajan como meseros no reciben un sueldo alto o en su defecto, las propina forma parte de todos su ingresos, lo que hace este cargo vital para sus labores.

No te pueden obligar a dejar propina | Fuente: Especial

No obstante, en caso de recibir un mal servicio por parte del mesero, puedes levantar tu queja ante el encargado del comercio y a la Profeco, pues el artículo 349 de la Ley Federal del Trabajo indica que los trabajadores están obligados a atender con esmero y cortesía a la clientela del establecimiento. Por lo tanto, si lo consideras, es tu derecho abstenerte a dejar propina.

Si quieres más información sobre tus derechos como consumidor, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

Publicidad