¿Es la inflación algo bueno para tu dinero?

Del "la inflación es transitoria" al "la inflación es buena" hay un paso: te contamos cómo la inflación te afecta
Fuente: Oink Oink

Esta mañana supimos que la inflación en México se colocó en 7.05% anual a la primera quincena de noviembre. La inflación también está encima de 6 puntos porcentuales en Estados Unidos, y la narrativa ya está pasando del “la inflación es transitoria”, a afirmar que la inflación es buena. Te contamos porqué esto es una mentira.

Entendiendo la política monetaria moderna

Algunas teorías económicas suponen que una mayor inflación implica que los salarios nominales sean más grandes (que ganes más dinero, pero que valga menos), hecho que aumentaría la demanda (se gasta más), impulsa el consumo, y por tanto, aumenta el empleo para cubrir el aumento de la demanda.

Es bajo esta égida que los bancos centrales aumentan la oferta monetaria y expanden la oferta de crédito, pues algunos de ellos tienen el mandato no sólo de mantener baja la inflación, sino también de mantener el pleno empleo. Así, las variables de inflación, empleo y la tasa de interés de referencia son indicadores importantes para comprender cómo va nuestra economía.

El aumento de la oferta monetaria y de crédito causa la inflación || Fuente: Oink Oink

Por ejemplo, ante el shock de la pandemia, los bancos centrales del mundo aumentaron su oferta monetaria, redujeron la tasa de interés de referencia, o anunciaron programas de compra de bonos. Además, los gobiernos aplicaron programas redistributivos para hacer frente al desempleo.

La idea era reactivar el empleo inyectando crédito barato que propiciara crecimiento en el sector privado. La baja en las tasas de interés hace que los bonos del gobierno sean menos rentables, e incluso pierden contra la inflación. Esto orilla a los inversionistas a buscar más riesgos, como en el mercado bursátil. De hecho, con la gente en casa, con los bolsillos llenos de dinero por los estímulos y sin posibilidades de salir, hubo una importante oleada de nuevos inversionistas en el mercado, que ha roto varias veces máximos históricos este año.

La realidad de la inflación

Sin embargo, un aumento de la oferta monetaria y de crédito supone que el dinero que ya tienes en tus manos o el de tu sueldo pierdan poder adquisitivo, con lo que puedes comprar menos. Ahora, si las actividades económicas se detienen y disminuye la producción de algunos bienes, los precios también van al alza. Esto ha generado un complejo problema en la cadena de suministros.

La inflación es el aumento de la cantidad de dinero, y el síntoma es que ahora alcanza para menos cosas. Eso es lo que miden índices como el de precios al consumidor: la variación de poder adquisitivo de tu dinero al comprar una canasta de bienes en un mes contra el mismo mes del año anterior.

Jerome Powell, presidente de la Fed, lleva meses sosteniendo que la inflación es transitoria || Fuente: Especial

Bancos centrales como la Reserva Federal se han mantenido sosteniendo que la inflación es transitoria. Sin embargo, en la víspera de este día de gracias, la Fed de San Luis hizo un comunicado en el que recomiendan a los ciudadanos comer una cena a base de soya, que tiene el mismo contenido calórico y más barato que un pavo convencional.

En los hechos, la inflación hace que pierdas poder adquisitivo, tal que el cacareado aumento al salario mínimo impuesto para este año, de un 15%, ya perdió cerca de 50% de su valor a este noviembre, cuando la inflación está en 7.05%. También golpea más fuerte a las personas que no protegen sus ahorros de la inflación o ni siquiera tienen ahorros.

A su vez, las declaraciones de la Fed han llevado a una serie de declaraciones poco afortunadas que provienen de bancos centrales no autónomos, como el argentino, que se ha atrevido a decir que la emisión monetaria no es inflacionaria.

La autonomía del Banxico nos protege de la decisión de aumentar la oferta monetaria por órdenes del gobierno, como ocurría antes de 1993 || Fuente: Especial

El problema es que con el dólar se disfraza porque la demanda por esta moneda en el mundo es mayor al peso argentino. Mientras tanto, Argentina vive con un problema de inflación superior al 50% anual y una serie de controles de precios impuestos por el gobierno, donde los especialistas del país auguran desabastecimiento y pérdidas para los empresarios.

Sigue Oink Oink para más novedades.

Publicidad