EE.UU. realiza venta de arrendamiento de petróleo para refugio ártico de Alaska

La venta de arrendamiento es calificada de histórica para Alaska y tremenda para Estados Unidos
Imagen: Unsplash

El gobierno de Estados Unidos celebró su primera venta de arrendamiento de petróleo y gas para el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico de Alaska, un evento que los críticos etiquetaron como un fracaso con las principales compañías petroleras al margen y una corporación estatal emergiendo como el principal postor.

Oferta estaba en revisión

La venta, que se llevó a cabo según lo programado de que un juez rechazó las solicitudes de grupos indígenas y conservacionistas para detener el evento, obtuvo ofertas para la mitad de los 22 terrenos que estaban listados como disponibles en la llanura costera del refugio. La Oficina de Administración de Tierras de Estados Unidos, que realizó la venta, dijo que las ofertas estaban en revisión.

Imagen: Especial

El área remota accidentada frente al mar de Beaufort es considerada sagrada por los indígenas Gwich’in. Los críticos de la venta de arrendamiento dicen que la región es especial, que proporciona un hábitat para la vida silvestre, incluidos caribúes, osos polares, lobos y aves, y que deberían estar fuera del alcance de la perforación.

Los partidarios de la perforación han visto el desarrollo como una forma de impulsar la producción de petróleo, generar ingresos y crear o mantener puestos de trabajo.

Una corporación estatal, la Autoridad de Exportación y Desarrollo Industrial de Alaska, fue el principal postor de la venta. Su director ejecutivo, Alan Weitzner, en un comunicado, dijo al adquirir nueve extensiones, “Alaska preserva el derecho a desarrollar responsablemente sus recursos naturales”.

Elogian arrendamiento

Los miembros de la delegación del Congreso del estado, en un comunicado emitido por la agencia de gestión de tierras, elogiaron el día como trascendental. El gobernador Mike Dunleavy, en Twitter, calificó la venta de arrendamiento como “histórica para Alaska y tremenda para Estados Unidos”.

“Los habitantes de Alaska han esperado este momento durante dos generaciones; estoy con ellos en apoyo de este día”, dijo.

Kate MacGregor, subsecretaria del Departamento del Interior, dijo que la venta marcó, en parte, el compromiso de la administración Trump de trabajar “para cumplir el objetivo de seguridad energética de Estados Unidos en las próximas décadas”.

Publicidad