¿Cómo se coordinan los bancos centrales ante el coronavirus?

Las acciones coordinadas no se observaban desde hace 12 años para una recesión mundial
Imagen: Unsplash

Debido a la sacudida que ha traído el coronavirus surge la pregunta de cómo se han coordinan los bancos centrales ante este escenario mundial.

Las acciones coordinadas no se observaban desde hace 12 años, con el colapso del sector hipotecario en Estados Unidos.

Imagen: Unsplash

El Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) encabeza la respuesta coordinada global a la crisis desatada por la pandemia del coronavirus.

La Fed y los demás bancos centrales saben que un ajuste de tasas a la baja sería insuficiente incluso si estas llegaran al cero absoluto, tal como sucedió, de modo que la Fed anunció una auténtica ola de liquidez que se replicará seguramente en todo el mundo, el banco central estadounidense iniciará la compra masiva de 700 mil millones de dólares en su mercado”, considera Antonio Sandoval en Alto Nivel.

Estos son los bancos centrales que hacen frente al coronavirus

Distintos bancos centrales del mundo actuaron en coordinación con la Fed y anunciaron medidas para reducir los efectos de la crisis del COVID-19; los bancos centrales de Canadá, Inglaterra, Japón, el Banco Central Europeo y el Banco Nacional Suizo acordaron un mecanismo de intercambio de dólares a nivel global para mejorar la liquidez en el mundo.

Duración en el mundo de una recesión por el coronavirus

Los sucesos se han presentado con una rapidez extrema; apenas hace una semana se debatía si el COVID-19 provocaría una recesión en el mundo o sólo en una parte del mismo; hoy el debate ha cambiado por completo, ya no se centra en la posibilidad de una recesión, sino en la duración que tendrá esta y los riesgos de que se convierta en algo peor.

Imagen: Oink Oink

Con esta acción coordinada los bancos centrales tratan de que el golpe económico para el planeta, es decir la recesión, sea lo menos severo posible. No lo dicen y quizás tardarán un tiempo en hacerlo, pero estas medidas asumidas por las instituciones monetarias más importantes del planeta solamente nos llevan a una conclusión, tratan de repetir la dosis que entre 2008 y 2009 evitó que la economía global se desplomara y cayera no en una recesión.