Te explicamos cómo te afecta la reforma en hidrocarburos

Esta medida impactaría en rubros como inversión y competencia
Fuente: Pixabay

El viernes de la semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) presentó una nueva reforma en materia de hidrocarburos al Congreso. Te explicamos cómo es que te afecta.

Suspensión de proyectos

El presidente indica que su reforma va a mantener los contratos petroleros generados durante la administración anterior, aunque ya no va a entregar nuevos permisos.

Sin embargo, la reforma plantea que la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) tengan poderes para suspender permisos de manejo, almacenamiento, transporte y distribución de petrolíferos e hidrocarburos si consideran que hay un peligro inminente para la seguridad nacional, la seguridad energética, o para la economía nacional.

Fuente: Pixabay

El riesgo fundamental es que legalmente no está definido ninguno de esos términos, razón por la que ambas dependencias podrían cancelar permisos bajo su propio criterio y apelar a esta ley para la cancelación de los permisos existentes.

Mientras sean suspendidos estos permisos, las autoridades podrán ocupar, intervenir o suspender las instalaciones de las empresas cuyos permisos hayan sido revocados. Se trataría de una expropiación legal y de facto.

Fuente: Pixabay

Conflictos internacionales y afectación al clima de inversión en México

México ha firmado múltiples acuerdos internacionales, en los que el tema energético está de por medio. Cancelar súbitamente inversiones de otros países puede afectar a México en dos sentidos:

  • Las cancelaciones y expropiaciones de facto serían impugnadas en tribunales internacionales, en donde México tendría todas las de perder, y debería pagar indemnizaciones millonarias (a cargo a tu bolsillo)
  • Otros inversionistas decidirían no venir a México ante la amenaza de perder su dinero y recursos. Con esto se crearían menos empleos, como ya está ocurriendo luego de cancelar el Aeropuerto de Texcoco.

Menos competencia al comprar combustibles

Las empresas y familias tendrían problemas al comprar gasolina, diésel, gas natural u otros petrolíferos, pues el gobierno busca trasladar procesos productivos con el petróleo desde el sector privado hacia Pemex.

Esta empresa, a la postre, tiene fuertes ineficiencias operativas y administrativas que pueden constatarse en sus estados financieros. Lo peor es que esas pérdidas (que se aman y se defienden, según el partido en el poder), son para tu bolsillo a través de impuestos y deuda pública.

Fuente: Twitter @GasolineraPemex

Teniendo menos empresas para vender gasolina, no hay incentivos para que Pemex te ofrezca en sus gasolineras la mejor calidad ni el mejor precio. Cada lunes en la conferencia mañanera, la Profeco habla de las marcas más baratas de combustible en México, y adivina: Pemex no es la más barata ni la mejor, ni siquiera según los parámetros del gobierno.

Por lo pronto, la reforma plantea que se puedan revocar permisos de operación a gasolineras que alteren la calidad, cantidad o medición de hidrocarburos y petrolíferos, sobre todo si son reincidentes. Nada garantiza que no se actúe con revanchismo simplemente buscando castigar a los privados, pues el presidente está culpando del alza en los precios de los combustibles a quienes venden al consumidor, en vez de revisar el panorama internacional con el petróleo.

Sigue Oink Oink para más novedades sobre la economía de México.

 

Publicidad