Cerca de la mitad de libros vendidos en México son piratas

Además, 48% de los usuarios de libros electrónicos realizan descargas ilegales
Imagen: pixabay

La encuesta para la mediación de la piratería, hecha en 2017 por el  Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) con auspicio de la Coalición para el Acceso Legal a la Cultura (CALC), arroja que 44% de los consumidores de libros físicos compra ejemplares piratas, y que el 48% de consumidores de libros electrónicos lo hace de forma ilegal.

El estudio estima que en 2017, los consumidores gastaron aproximadamente mil 688 millones de pesos para comprar libros piratas. Aunque los libros digitales ilegales suelen obtenerse de forma gratuita, el informe registró ingresos por 243 millones de pesos en este formato. Estos datos proporcionan al menos una idea básica de las pérdidas y daños anuales causados ​​por la piratería a la industria editorial mexicana.

Imagen: Unsplash

Se piensa que la piratería de libros es un problema serio que puede desembocar en el lavado de dinero de organizaciones criminales.

Es por ello que la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) en conjunto con la Asociación de Libreros de México (ALMAC) y el Centro Mexicano de Protección y Fomento de los Derechos de Autor Sociedad de Gestión Colectiva (CeMPro) lanzaron en abril la campaña “Pongamos punto final a la piratería de libros” (en twitter #PongamosPuntoFinal), para concientizar a los usuarios sobre el consumo y la denuncia de estas actividades.