Biden: No levantaré inmediatamente los aranceles a China

Quiere maximizar su influencia en futuras conversaciones con el rival geopolítico de EE.UU.
Imagen: pexels

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió que no levantará de inmediato los aranceles impuestos por el presidente Donald Trump a muchas importaciones de China ni romperá el acuerdo comercial inicial del magnate neoyorquino.

Biden asegura que quiere maximizar su influencia en futuras conversaciones con el rival geopolítico de Estados Unidos.

Imagen: Twitter @JoeBiden

En declaraciones al columnista del New York Times, Thomas Friedman, Biden explicó:

“No voy a hacer ningún movimiento inmediato, y lo mismo se aplica a los aranceles”. Biden agregó en la columna de Friedman “No voy a prejuzgar mis opciones”.

Trump y su participación en guerra comercial con China

Bajo Trump, Estados Unidos y China participaron en una guerra comercial de un año que se ha congelado en gran medida desde que se alcanzó un acuerdo de fase uno en enero.

Si bien algunas industrias se han beneficiado de las políticas proteccionistas de Trump, las políticas han sido criticadas en gran medida por la comunidad empresarial y la mayoría de los expertos, y la mayor parte del costo de los aranceles ha sido asumido por empresas y consumidores estadounidenses.

OMC autorizó a China a imponer aranceles contra EE.UU.

En noviembre de 2019, la Organización Mundial de Comercio (OMC) autorizó a Beijing para que impusiera aranceles contra Estados Unidos por valor de 3 mil 600 millones de dólares al año, en un litigio sobre medidas antidumping que adoptó Washington y que se ha prolongado desde hace seis años.

Es la primera vez que la OMC autoriza a China a sancionar productos estadounidenses.

De acuerdo con el organismo internacional, la práctica del ‘dumping’ ocurre cuando “una empresa exporta un producto a un precio inferior al que aplica normalmente en el mercado de su propio país”.

Un panel de arbitraje de la OMC conformado por tres miembros concluyó que los exportadores chinos sufrieron un perjuicio para el comercio valorado en más de 3 mil millones de dólares anuales. Este dictamen fue decisivo para que el gigante asiático pudiera imponer cada año aranceles como represalia al país norteamericano valorados hasta esa misma cantidad.

La cifra autorizada corresponde aproximadamente a la mitad de lo que China había solicitado. Hace un poco más de un año, Beijing comunicó a la organización su intención de imponer sanciones a Washington por 7 mil millones de dólares anuales.

Ahora, Biden le dice a Friedman que una de las primeras prioridades después de su juramento en enero será restablecer las relaciones con los aliados para fortalecer su posición negociadora con China. Biden dice que la clave para las conversaciones con China es el “apalancamiento” y, en su opinión, “todavía no lo tenemos”.

Publicidad