Aumenta 11.4% productividad laboral durante 2T: Conasami

Mientras aumentó el desempleo, quienes mantuvieron sus fuentes de empleo trabajaron a ritmos más intensos
Imagen: Unsplash

La productividad laboral en el segundo trimestre (2T) del 2020 refleja que los trabajadores que siguen trabajando producen más en menos horas, con lo cual la productividad laboral aumenta.

Andrés Peñaloza Méndez, presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) comentó, en torno al Índice Global de Productividad Laboral de la Economía (IGPLE) que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que el aumento del 11.4% entre abril y junio de 2020 en relación al trimestre anterior no necesariamente guarda relación con cambios en los procesos productivos.

El presidente de Conasami indica que el aumento que pasó del 9.8% al 11.4% se debe a una caída más pronunciada en el mercado laboral que del Producto Interno Bruto (PIB).

Esto implica que la productividad recayó en los trabajadores que mantuvieron sus fuentes de empleo durante los meses de crisis económica. Así, mientras aumentó la población desempleada, quienes se mantuvieron trabajando tuvieron que hacerlo a ritmos y condiciones más arduas.

Imagen: pixabay

Peñaloza indica que

“el bajo crecimiento de México no se debe a la productividad, sino al escaso nivel de inversión tanto pública, como privada a lo que hay que añadir un sistema crediticio escaso, achicamiento de la banca de desarrollo, una política monetaria que tiende a apreciar el tipo de cambio real, y la falta de una vigorosa política de encadenamiento industrial interno”

En el segundo trimestre de este año, el Producto Interno Bruto (PIB) cayó un 17.1% respecto al trimestre anterior. Al mismo tiempo, 12.5 millones de personas abandonaron el mercado laboral entre abril y junio, lo que significa que la Población Económicamente Activa (PEA) descendió un 26.4%.

Asimismo, Peñaloza atribuye estos resultados a que se ha mantenido el crecimiento anual del salario promedio, sobre todo porque entre marzo y junio se perdieron empleos con salarios bajos.