¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Esto le hace el dinero a tu cerebro

Redacción Oink Oink
Ethan Couch manejaba ebrio y mató a 4 personas, por padecer afluenza, "la enfermedad de los niños ricos" (Imagen: Especial)

Tener exceso de dinero puede provocar que el cerebro no sea capaz de medir ni entender las consecuencias de los actos. Hay poco escrito sobre este trastorno, y menos aún en textos académicos, pero lo poco que existe se refiere a la afluenza, una condición que sufren los niños ricos y malcriados, dicen algunos expertos.

Te recomendamos: Familias de los más ricos del mundo no saben en qué invertir su dinero

Es considerada más como epidemia social que como una enfermedad. Sería la versión moderna del ennui, supuesto trastorno que sufrían los jóvenes victorianos ricos que carecían de motivación por tener demasiado tiempo libre.


Niña con dinero en su poder (Imagen: Especial)

La afluenza no es una enfermedad reconocida por el manual de diagnosis de la Asociación Americana de Psiquiatría, pero los expertos reconocen que crecer en un ambiente permisivo puede ser muy dañino para una persona, pues en la adultez se tienen problemas para diferenciar el bien del mal, explica Entrepreneur.

Tener mucho dinero afecta la capacidad de sentir empatía

Lo que sí está documentado son los cambios que el cerebro sufre cuando se enfrenta al dinero. Un estudio del científico Paul Piff encontró que los conductores con autos más lujosos son más propensos a amenazar a los peatones y a otros vehículos. Michael Kraus, autor de un estudio de la Universidad de California, halló que tener mucho dinero afecta la capacidad de sentir empatía. Esto se debe a que las personas de clases más bajas están condicionadas a responder a diferentes amenazas y son capaces de leer mejor los rostros de las demás personas.

Qué hacen los niños con el dinero (Imagen: Especial)

Un análisis en paralelo detectó que el dinero es, de hecho, un excelente distractor del dolor. Se pidió a participantes meter su mano en agua caliente y medir el dolor que sentían antes y después de contar dinero. Sorpresivamente, el dolor percibido tras hacer el conteo fue menor.

Pensar en dinero puede hacer comportarte de forma poco ética

El solo hecho de pensar en dinero puede hacer que una persona se comporte de forma poco ética. Investigadores de las universidades de Harvard y Utah encontraron que las personas eran más propensas a mentir y tomar decisiones moralmente cuestionables luego de ser expuestas a palabras asociadas con dinero. Esto se debe a que los términos económicos ponían al cerebro en “modo de negocio” y reducían el pensamiento a términos de costo – beneficio.