Esta es la diferencia entre champagne, vino espumoso y cava

Para distinguir el vino espumoso, de un champagne y una cava no necesitas ser un sommelier o un experto, nosotros te decimos cuales son las diferencias entre estos tres tipos...
Imagen: Especial

Para distinguir el vino espumoso, de un champagne y una cava no necesitas ser un sommelier o un experto, nosotros te decimos cuales son las diferencias entre estos tres tipos de bebidas.

Lo más importante sobre el champagne es que sí es un tipo de vino espumoso, pero se cosecha, produce y elabora exclusivamente en la región de Champagne, Francia (sí, adivinaste, por eso se llama así), donde su clima y suelo hacen que este vino sea diferente a los otros espumosos.

Imagen: Especial

Pero no es la única razón para que sea exclusivo, también se caracteriza por sus ingredientes, ya que son tres tipos de uvas para su elaboración: Pinot Noir que es uva tinta, Pinot Meunier que también es uva tinta y la Chardonnay, que es una uva blanca.

Cabe mencionar que su elaboración es el mismo con el que se realizan los vinos espumosos, pero a esta bebida se le agrega un porcentaje de azúcar y para su proceso final se deja envejecer por lo mínimo 15 meses.

Ahora, la Cava es similar al champagne, pues sólo se fabrica en un solo lugar, es decir, Cataluña, España, comunidad que tiene las uvas de Cava, las principales uvas autorizadas para su realización son Macabeo, Xarelo y Parellada; aunque también se usan la Malvasía, la Chardonnay, la Grenache, la Pinot Noir, la Monastrell y Trepat, pero son menos comunes.

Imagen: Especial

Lo característico de este vino es que necesita de climas cálidos, mientras que el champagne se caracteriza por nacer en climas fríos. Además, su sabor es seco, pues en su proceso de elaboración no se necesita añadirle azúcar.

Finalmente, tenemos los vinos espumosos gasificados, los cuales al terminar su elaboración se le agrega una cantidad de dióxido de carbono (CO2) para generar las burbujas que tanto caracterizan a los vinos espumosos.

Imagen: Especial

Para la gasificación de los vinos espumosos existen dos métodos, el primero es que se gasifique de manera natural, a través del azúcar que se le agrega; el segundo, es con CO2, el cual puede ser inyectado de manera directa al vino, este tipo de gasificación hace que sea más barato.

Ojo, tanto la Cava como el champagne son vinos espumosos, pero su elaboración, lugar de producción, clima y más factores son las características que distinguen a cada una de estas bebidas.

Con información de R.S.V.P